El Poder de la Manada

El Poder de la Manada

La primera vez que le escuche este concepto al Encantador de Perros me pareció fascinante y desde entonces, no paro de notar lo bien que encaja este concepto entre los seres humanos, solemos comportarnos de una manera cuando estamos solos y de otra cuando estamos en grupo, esta forma de actuar es extensible a nuestra vida sexual, de ahí viene El Poder de la Manada.

Para los que no tengan ni idea de quién es el Encantador de Perros o Dog Whisperer, Cesar Millán, es una especie de domador de perros, que ha tenido la “innovadora idea” de observar, comprender y formar parte de la idiosincrasia de los perros, para conseguir que hagan lo que nosotros queremos, en vez de golpearles, gritarles o electrocutarles…

La cuestión es que una de las técnicas que él utiliza, consiste en sumergir un “perro malo” con un grupo de “perros buenos” para saber que le ocurre y/o para conseguir que El Poder de la Manada consiga convertir al llamado perro malo en bueno, con buenos ejemplos y uno que otro “aviso forzoso o gruñidos” por parte de los perros buenos para que el malo entre por el redil.

Nada muy violento, incluso el mismo Millán, asegura que es más un ejercicio psicológico que algo físico, pero en la mayoría de  los casos termina siendo muy efectivo.

En los seres humanos también lo tenemos y lo usamos con regularidad, ¿no me crees? Que me dices de esos días en los que no tienes ganas de salir y te llaman tus amigos y te dicen “o vienes o vamos a buscarte” y vas, o cuando tenemos a un niño/a que no quiere hacer algo y le decimos, “ves, todos tus amigüitos lo están haciendo, Anímate” y lo hace….

Esto por no nombrar esa mano invisible que nos indica cómo vestir, qué usar, a dónde viajar, qué comer, etc, llamado moda o tendencias, que en muchos casos consigue “uniformar” a muchos en un standar de vida, sin pensar mucho en si nos gusta o no, pero formamos parte.

En el caso  de nuestra sexualidad no puede faltar el “no me digas que no has probado hacer tal o cual cosa”, o el típico, “Cari, mi amiga me dijo que probó (tal o cual) y que es genial, ¿probamos?“.

El sexo anal, swinguer, el uso de juguetes eróticos, son solo algunas de las cosas que están más “de moda”, da igual cómo les llamemos para suavizarlos, modas, tendencias o novedad… todo, forma parte de esa fuerza poderosa que nos empuja a formar parte de un todo, El Poder de la Manada.

Seguro que a ti, también te parece que te has quedado en el siglo pasado, si  aún no has llevado a tu pareja a darle un “revolcón” en un coche o en un sitio público, si no tienes un vibrador y si no eres multiorgasmica, si no vas deseosa de sexo constantemente o si no sabes lo que es el sexting, pero recuerda que la única con voz y voto para decidir qué es lo “normal” en tu vida sexual eres tú, no siempre la manada nos lleva a ser feliz.

Con frecuencia nos vemos arrastrados a hacer, ser, incluso a sentir de determinada manera, solo para formar parte, para no ser los raritos, cuando la vida es mucho más sencilla que eso, consiste en respirar e intentar ser feliz durante más tiempo de los que estamos tristes, haciendo el menor daño posible a los demás (o ninguno, aunque eso es muy complicado).

¿Por qué  es positivo para nosotros El Poder de la Manada?

No todo es negativo, al igual que en el caso de la manada de Millán, formar parte nos ayuda a mejorar, a encajar en una familia, a aprender a ser mejores, solo que como siempre debemos decidir dónde está esa manada que nos va hacer bien y no irnos a la primera que encontremos dejándonos  llevar a donde quiera que nos lleve.

Aceptamos y nos adaptamos a la manada por una cuestión de supervivencia, estamos programados a seguir “al motón”, cómo cuando suena un disparo y todos corren en bandada en la misma dirección, dicen que viene de la época en la que aún teníamos depredadores, cuando actuábamos cómo cualquier gacela que huye ante el peligro.

También porque es la forma en la que aprendemos, viendo e imitando, así que digamos que es un hábito difícil de abandonar y que en muchos casos nos es de mucha utilidad, como cuando entras en un baño y no eres capaz de descubrir cómo hacer que salga agua o jabón en el lavabo y disimuladamente miramos a la de al lado que parece haber tenido más suerte. Sí, a todas nos ha pasado… ;)

Tomar conciencia y mantener el equilibrio son dos de los mantras que repito una y otra vez en este blog. Y en este caso, vuelvo a hacerlo porque imitar siempre y/o a todos puede traernos problemas pero aislarnos también.

Será por eso que asistir a una orgía es el sueño erótico recurrente de tanta gente, dejarte llevar por toda esa pasión, ese deseo concentrado, tanta desinhibición como posibilidades, reunidas en un solo espacio que te promete placer a tutiplén, es lo que tienen las fantasías sexuales, son excéntricas, prohibitivas, complejas, como la vida misma.

Cabría preguntarse, si somos más nosotros mismo cuando estamos en grupo, ahí siendo el rey de la fiesta, la alegría de huerta o el equilibrado Pepito Grillo, o si somos más cómo cuando estamos a solas, ¿tú qué crees?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

10 Mitos Sexuales que Afectan a las Mujeres

10 Mitos Sexuales que Afectan a las Mujeres

Los mitos, suelen nacer de verdades que con el paso de tiempo y la trasmisión entre las personas se agranda hasta puntos insospechados, generalmente hasta convertirse en completas mentiras, no es de extrañar que nuestra sexualidad también sea objeto de fabulaciones, por eso nunca está de más tomarse un tiempo para desmentir estos 10 Mitos Sexuales que Afectan a las Mujeres.

Supongo que basados en una sociedad predominantemente patriarcal, las mujeres somos la diana perfecta para generar muchos mitos, sobre todo cuando de placer y sexo se trata, tengo que reconocer que cuando pensé en este tema, creía que solo encontraría unos pocos pero lo cierto es que me estoy planteando una serie de artículos al respecto, espero que no quieras perderte ninguno.

10 Mitos Sexuales que Afectan a las Mujeres

1.- A las mujeres les gusta menos el sexo que a los hombres.

FALSO, a las mujeres les gusta el sexo, tanto o más que a los hombres, solo que no a todas, al igual que a los hombres, esto como todo es una cuestión de gustos.

Este mito se ha extendido, como tantos, basados en casos puntuales, relegando a las mujeres que les gusta el sexo a una posición generalmente deshonrosa y frecuentemente muy juzgada por la sociedad.

Pero estas generalizaciones, no solo afectan a las mujeres, los hombres cuya frecuencia sexual es baja (que son más de los que se suele pensar) también sufren con la presión social que les invita a ser siempre viriles y sexuales aunque ese no sea su deseo.

2.- Utilizar píldoras anticonceptivas engorda.

FALSO, este mito se generó tras la primera generación de píldoras anticonceptivas que contenían altos niveles de estrógenos pero que con el paso de los años se ha ido controlando. Aunque muchas mujeres siguen sintiendo otro tipo de efectos secundarios, engordar no suele ser uno de ellos, solo para algunas mujeres que actualmente representan la excepción que confirma la regla.

No obstante, sí que es cierto que en muchos casos puede ser difícil encontrar las píldoras adecuadas para cada una pero no imposible y finalmente, cuando encontramos las correctas suelen traernos muchos beneficios.

3.- Las fantasías sexuales son para zorras o que son cosas de hombres.

FALSO, todos los seres humanos fantaseamos, dependiendo de nuestros gustos o preferencias, esas fantasías suelen ser románticas, sexuales, platónicas, etc, y nuestra visión de la moralidad puede darles un sentido u otro, si quieres saber un poco más sobre fantasías sexuales femeninas no puedes perderte este artículo…

4.- Los hombres son lo que deben tomar la iniciativa para tener sexo.

FALSO, tanto hombres como mujeres somos libres para tener gustos y deseos, así como de consumarlos siempre y cuando exista consentimiento mutuo. De hecho que una mujer tome la iniciativa suele ser muy estimulante para los hombres así que déjate de mitos y disfruta de tu pareja siempre que quieras.

5.- Perder la virginidad es doloroso.

Verdad a Medias, realmente no TIENE por qué ser doloroso, en todos los casos depende mucho de una buena lubricación y de que la experiencia sea positiva ya que esto es lo que ayuda a que la penetración sea más suave.

Lo que generalmente ocurre es que al estar nerviosa la mujer; y la pareja tener poca experiencia y/o paciencia no suele esperar al momento óptimo para la penetración, lo que incurre en tensión y sequedad en las paredes vaginales y finalmente dolor, pero no tiene nada que ver con la virginidad en sí, sino con la forma de hacerlo.

6.- Tener sexo durante la regla es malo para la salud o sucio.

FALSO, de hecho tener sexo durante la regla puede ayudarte a mitigar los dolores propios de este periodo. Ciertamente puede traer reticencias por cualquiera de los participantes por lo que se pueda manchar de sangre pero un poquito de preparación, como colocar una manta debajo que no nos importe manchar o hacerlo en el baño puede ser soluciones bastante comunes para estos casos.

7.- Las mujeres después de la menopausia dejan de querer sexo.

FALSO, de hecho muchas mujeres de hoy en día se descubren en un nuevo amanecer para su sexualidad, en la que ya no tienen que preocuparse por embarazos no deseados, ni por periodos de regla y en los que tras saberse totalmente descubiertas por sí mismas, encuentran muchos más placer y satisfacción en sus actividades sexuales.

8.- Los orgasmos que cuentan son los que llegan a través de la penetración.

FALSO, de hecho la gran mayoría de las mujeres alcanzan el orgasmo con la estimulación directa del clítoris, con lo que le es más fácil llegar al orgasmo con el sexo oral o con la estimulación manual, en todo caso, todos los orgasmos son igual de “válidos” y placenteros.

9.- La masturbación es cosa de solteras o pervertidas.

Falso, la masturbación es otra forma de sexo, tan saludable como cualquier otra y que además aporta algo muy positivo para todos los individuos, el autoconocimiento, vital para mantener relaciones sexuales sanas y satisfactorias.

10.- Las mujeres deseamos un supermacho.

FALSO, muy a pesar de esa imagen que siempre se ha querido trasmitir de las mujeres, en la que deseamos un “machote” que tome la iniciativa y nos posea, haciéndonos ver lo que nos gusta, es totalmente FALSO, por lo general solo queremos un hombre que nos acompañe y que nos respete, esto no quiere decir que no nos toque, sino que sea capaz de distinguir y/o preguntar si realmente lo queremos.

No hace falta que siempre parezcan fogosos y calenturientos, solo que sean como son y que nos permitan a nosotros también, ser tal y como somos.

Finalmente he descubierto que con 10 me quedo bastante corta, así que en efecto haré una serie de artículos al respecto y no puedes perdértela, así que ya sabes, si te ha gustado este, compártelo y si no quieres perderte los próximos, suscríbete, pero si quieres contarme los tuyos o cualquier otra cosa, no te cortes… como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

El Placer del Poder

El Placer del Poder

No hay misterio en hablar sobre lo placentero que es ser poderoso, es algo que no se compra con dinero, tenemos que ganárnoslo, es sin duda un tema que guarda mucha relación con nuestra sexualidad, porque tener el poder en este plano, es revitalizante, erótico, sexual, cómo no iba a hablar de El Placer del Poder.

El poder, es tan embriagador que muy pronto descubrimos el placer que produce tenerlo, incluso desde niños, como cuando tus padres te preguntaban quién había hecho “eso” y tu sabias que tenías el “bienestar” de tu hermano en tus manos, porque tus padres se fiaban de tu opinión, esos breves instantes en los que todas las miradas estaban en ti, la de tus padres intrigados, la de tu hermano aterrado, porque sabía que no lo había hecho, la culpa era tuya, pero tú eras el encargado de decidir quién “pagaba la fiesta”.

Ese momento en el que descubrimos que valíamos más de lo que nos pensábamos, que tampoco hacía falta tanta historia, para ser feliz; cuando comprendes que el secreto de la felicidad es no tomarte nada demasiado en serio, que lo único que realmente necesitas es ser feliz y que la única dueña de esa pequeña prisión donde albergamos nuestras sonrisas somos nosotras mismas… Eso amigas, eso, es PODER.

También cuando descubres que eres la dueña de tus orgasmos y del placer de esa otra persona que te acompaña, que con un beso o un susurro consigas que su piel se revolucione, que le cambie la forma de mirar y que el poder de tus manos, tu boca y tu ser, sea el encargado de encender las entrañas de esa persona que hoy te llama amor.

En mi opinión, no sabemos de qué estamos hechos hasta que tenemos poder , esa sensación de saber quién vive o muere, quien gana o pierde, si un corazón se rompe o si nace una nueva relación, pero no solo el poder sobre los demás, también sobre nosotros mismos, el poder de elegir, de decidir, de amar, de sentir…

Es curioso, porque hace unos meses veía una serie sobre lesbianas, (muy buena por cierto, de la que hablaré otro día) y me di cuenta de muchos detalles que quizás le faltan a la típica relación hetero, relacionadas con el poder, con la posición, una vez más, no me refiero a nada material, sino al abordaje, por ejemplo, que se hacían entre ellas, o su forma de sentir.

Parecían tan honestas y calmadas en la forma de expresar sus sentimientos, aunque no siempre era sinónimo de mejores relaciones, pero sí que parecía cómo más natural, por ejemplo, a la hora de ligar, se decían, “me gustas, ¿te puedo besar?”, claro en un contexto algo más complejo, pero la cuestión es que eso, una simple pregunta otorga poder, el poder de decidir, ya no es el típico chico que después de invitarte a cenar se te lanza encima cómo un tigre a una gacela, sino es una persona respetando a otra y pidiendo permiso para entrar en su espacio personal.

Desmontando esos mitos de que las mujeres “no sabemos lo que queremos” o “que decimos que no, cuando queremos decir sí” porque lo cierto es que todos tenemos dudas, pero cuando algo realmente nos gusta, no nos ofende que nos lo pregunten y si el problema son las dudas, resulta que esperar hasta que la seguridad llegue a nuestro mundo, tampoco debería ser un problema ¿a qué no?.

PERO, como dicen los superhéroes, un gran poder, conlleva una gran responsabilidad, así que también debemos saber controlarlo, será por eso que hay quien prefiere cederlo, a la vida, a la pareja, a las circunstancias y dejarse llevar, esto cómo todo en la vida puede ser positivo siempre que no abusemos, tener el control sobre nuestra vida, sobre nuestro cuerpo, repercute en todo nuestro mundo y perderlo o cederlo, también.

Solo cuando nos conocemos a profundidad podremos hablar de verdadero poder, cuando sepamos de lo que somos capaces, descubrimos nuestros límites y aun así controlarlos, flexibilizarlos o superarlos si es necesario.

Es entonces cuando sabemos lo que nos gusta, lo que nos apasiona, nos enciende, nos estremece y sabemos que está en nuestras manos disfrutarlo, ya sea con nosotros mismo o con la pareja que tenga el placer de compartirlo con nosotras.

Nada tan sexy y tan imponente como alguien que se sabe dueño de sí mismo, que sabe lo que quiere y que va por ello (sin atropellar a nadie), esas personas que no necesitan estar a la moda, ni comprar nada en concreto y que son capaces NO de desnudarte con la mirada, sino de conseguir que tú misma quieras quitarte la ropa, eso es poder…

Como decía al comienzo, el poder no es algo que podamos comprar, tenemos que ganarlo, conquistarlo y con suerte, compartirlo, ¿no crees?. Y tú ¿A qué esperas? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

Sexualidad Femenina después de los 50

Sexualidad Femenina después de los 50

Todo está en cambio constante, incluso la relación que llevamos con nosotros mismos se modifica tan a menudo que es complejo adaptarnos, incluida nuestra vida sexual, pero debemos recordar que no todos los cambios son malos, dependen de nosotros, de cómo lo veamos, seguro que es algo que se tiene en cuenta en la Sexualidad Femenina después de los 50.

Gracias a los cambios constantes, tenemos que adaptarnos a variaciones de metabolismo, hormonas, de nuestra condición de salud en general, la vida social, económica y pare usted de contar pero, ¿Por qué algunas personas parecen salidas de una revista?, alegres, felices, vigorosas, dando la impresión que pueden con todo, mientras que otras simplemente dejan que la vida pase de largo…

Oficialmente la única diferencia es el enfoque que le damos a las cosas que nos ocurren, todos estamos expuestos a que los acontecimientos, a lo largo de nuestras vidas nos influyan, y solo nosotros decidimos si esta influencia, será positiva, o negativa.

Una vez llegado los 50, cuando por fin finaliza (en la mayoría de los casos) el proceso de la menopausia y sus efectos en nosotras, descubriremos grandes ventajas en el terreno sexual, que podemos aprovechar a nuestro favor.

Ventajas del Sexo Después de los 50

  • Aunque quizás no mantengamos la misma vigorosidad que a los 20, el sexo siempre representa una actividad cardiovascular nada desdeñable como ejercicio físico.
  • Fuera el Dolor de Cabeza, está demostrado científicamente que hacer el amor, disminuye, incluso elimina la migraña.
  • Previene, dolencias psicológicas como la depresión.
  • Comunicación, es un método de comunicarnos muy efectivo.
  • Ayuda a estabilizar los cambios hormonales.
  • Aporta Felicidad, al sentirte sexy, deseada, activa y satisfecha.
  • Imposibilidad de quedarnos embarazadas, ya no hay restricciones, puedes tener sexo todas las veces que quieras que ese ya no será un problema.
  • Sin Regla: tampoco veremos más a esa amiga roja que suele causar estupor en muchos hombres y también en algunas de sus “portadoras”, pues esto, nunca más.
  • Disminución de la humedad vaginal, no suele verse como una ventaja pero esto solo ocurre hasta que comprendes que el uso de lubricantes a base de agua, puede aportarte no solo lubricación a la hora del sexo sino después, ya que al final son geles, acuosos, que dejaran la piel de vulva suave y durante el acto estará saborizada de variados y divertidos sabores.
  • Bagaje, ya tienes mucho camino andado, sabes lo que quieres y cómo pedirlo, seguro que ya no lo recuerdas pero esto es algo que cualquiera de 20 desea, aunque aún no lo sepa…
  • Más tiempo, no ocurre en todo el mundo pero sobre todo en países desarrollados, durante la cincuentena suele iniciarse la etapa de jubilación laboral, lo que te ofrece más tiempo libre para disfrutar de tu cuerpo y la sexualidad, ¡Aprovéchalo!
  • Disfrutar del Proceso, suelo mencionarlo frecuentemente, el sexo, no es solo orgasmos, hay que disfrutar de todo el hecho, incluso desde antes, esas miradas, roces, esos besos que finalmente te llevan a iniciar el acto, y a ciertas edades eso ya no hay que recordarlo, simplemente se vive porque eso piden los cuerpo, sentir cada movimiento, disfrutarlo como si fuese el último, ir con paso lento pero firme.
  • Rejuvenece, también está demostrado que la explosión de las hormonas de la felicidad que conllevan el orgasmo, disminuyen la oxidación celular.

Entonces por qué está tan extendido aquello de “El Sexo a Partir de los 50 empieza a Decaer

Oficialmente este término está asociado con el hecho de pensar –erróneamente – que la vida, en general comienza a decaer después de los 50 y puede que haya sido verdad en algún momento de la historia pero actualmente nuestra esperanza de vida supera los 80 años, así que cada uno es libre de pensar como quiera pero en 30 años aún queda mucha vida que vivir, y solo tú sabes cómo vas hacerlo, si triste esperando la muerte o feliz, disfrutando de cada segundo de vida.

Otra de las respuestas a esta cuestión y desde mi punto de vista, la más importante, viene dada por nuestra historia personal, ya que nuestra sexualidad es solo una parte de la vida , así que si te ha ido mal en esa parte, lo normal es que sea decisión propia dejarlo, ya sea por completo, porque ya no tengas pareja y/o no te apetezca buscar más o simplemente dejar morir este ámbito de tu vida poco a poco, porque después de tanto tiempo crees que no tiene esperanza de mejorar.

En ambos casos es una decisión personal, que como en tantas otras de la vida, conforme pasa el tiempo se va llenando de más y más razones para existir, motivos autogenerados y fortalecidos en el tiempo, por la mente, que finalmente el cuerpo somatiza, convirtiéndolo en una realidad absoluta.

Es como esas personas que se sienten feas o gordas, por ejemplo, sin duda son problemas reales pero tienen solución, la diferencia está en cómo lo veas y cómo la abordes, no es lo mismo verte con “unos kilos de más” y pensar “ahora toca mejorar mi forma de comer, un poco de ejercicio diario y pronto estaré como me gusta verme” a sentirte “gorda” y pensar “ya no hay nada que hacer, así es como soy” que no digo que tener unos kilos de más sea malo en si mismo, pero cuando piensas “estoy gorda” es porque a tí no te gusta.

La realidad de cómo somos, nace de lo que creemos que somos, por esto debemos tener presente que todo es susceptible a cambio. Si creemos que ya somos “viejos” para encontrar el amor o para pensar en sexo, en función de eso se comportará nuestro cuerpo.

Aunque todas las formas de pensar son válidas y respetables, es importante tener en cuenta que conseguirán que tu cuerpo cambie en consecuencia, su estructura, metabolismo, sensaciones, incluso tus habilidades, ya que el cerebro no entiende de “metáforas” ni de “bromas”, así como dices que eres, ¡ERES!.

Si por lo que sea, una mañana te despiertas con disposición de cambiar, puedes hacerlo, solo necesitas ganas y paciencia contigo misma para deshacer todo lo que te has generado y ya que estamos, leer el próximo artículo en el que explicaré, Cómo reactivar tu Vida Sexual Después de los 50.

La sexualidad y las relaciones sexuales no se acaban con la edad, ni la edad es un factor causal independiente de disfunciones sexuales según afirma a ELMUNDO la doctora y sexóloga Francisca Molero, autora principal de la Menoguía.

Aunque en líneas generales el sexo es una parte muy importa de la vida en pareja, todo depende de las personas, si ambos integrantes consideran el sexo como un mero requisito del que puedes desprenderte con la excusa de la edad, llegar a los 50 será una buena oportunidad. Pero también hay parejas con una activísima vida sexual incluso después de los 80. ¡Ahora, decide tú cómo quieres que sea la tuya!

Y claro, quisiera que me lo sigas contando, como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

Ser o No Ser Amiga de tu Ex

Ser o No Ser Amiga de tu Ex

 

Todas las relaciones interpersonales son complicadas, entrelazar dos o más formas de pensar, de vivir y sentir, en un solo objetivo…. Compartir destino, ya es duro mantener las formas con esa persona a la que quieres, cuando las circunstancias son adversas, qué podemos pedirle a ese momento en el que decimos, “hasta aquí hemos llegado”, es por esto que perpetuar relaciones con esa persona que ahora es tu EX, puede ser un lío, y te dices… Ser o No Ser Amiga de tu Ex, he ahí el dilema.

Amiga de tu Ex en un Mundo Ideal

Este tema, como casi todo en esta vida depende de las circunstancias, que varían dependiendo de quién y cómo las viva, si antes eras amiga de ese que ahora es tu ex, sientes que verdaderamente todo como pareja ha terminado, que él tampoco siente ya nada por ti y que realmente va a ser provechoso para ambos continuar la amistad, ¡Adelante!, estas en el escenario perfecto para tener una amistad invaluable.

Alguien que posiblemente sea de las pocas personas en este mundo capaz de entender te incluso cuando no dices nada, capaz de aconsejarte sobre todos los aspectos de tu vida y con quien te sientas libre de hablar prácticamente de cualquier tema.

Amiga de tu Ex en un Mundo Normal

La cuestión es que por lo general, que se den todas estas variables, de forma tal que te permita mirar a la cara, a esa persona con la que simplemente has decidido no estar o que decidió ya no estar a tu lado, ya suele ser complicado, esto sin tener en cuenta toda la historia, todo el daño que se han hecho mutuamente en el proceso de separarse, todas las pequeñas discusiones a lo largo del tiempo, en fin… que puede ser muy difícil.

En todos los casos el factor tiempo ayuda mucho, dejar que el paso del tiempo cure esas heridas que ambos llevan a cuestas y permitir que ese afecto que no pretende nada físico sino emocional vuelva a formar parte de tu vida en forma de una buena amistad.

Aunque también es cierto que hay relaciones que por toxicas y dañinas, con las que es mejor mantener las distancias, personas que tú sabes que no vale la pena tenerles de amigos, pues a esos no les dediques ni un pensamiento que es mejor estar sola que mal acompañada.

Pero también hay muchos casos en los que sientes que serias capaz de olvidar la relación, lo bueno y lo malo que  hubo en pro de mantener a esa persona en tu vida, no en plan “premio de consolación” sino por el gusto de compartir una bella amistad porque sabes que en ese ámbito podrás llevarte mucho mejor que como pareja.

Lo complicado es dejar a un lado esa mochila que llevamos a cuestas con los sentimientos y los REsentimientos que nos lastran y claro está, encontrar el momento indicado para que no solo tu disfrutes de esa amistad pura y sana sino también esa persona, de eso trata la amistad de poder disfrutar ambos.

Ser o No Ser Amiga de tu Ex Según la Ciencia

Pero TEN CUIDADO, un estudio de la  Universidad de Oakland (Estados Unidos) ha determinado que esa amistad, incluso la cordialidad que mantenemos nuestros exes, esconde rasgos psicópatas que hablan de nuestro narcisismo, así como los ánimos maquiavélicos y manipuladores, ya que “solo” mantenemos esa relación para obtener algo a cambio, cómo flirteos, prestamos monetarios, sexo esporádico, compañía o empatía.

Otros autores también consideran que mantener una amistad con tu ex es malo ya que habla de nuestra incapacidad de cerrar etapas, de dejar esa relación atrás, pero yo discrepo, no sé tú, pero si yo conozco alguien cuyas exes solo pueden hablar mal de él (igual en el caso de ellas), que prefieren ni verles, me da que pensar… ¿Cómo será esta persona si todo lo que toca lo deja afectado negativamente?

En mi opinión, mantener al menos cordialidad con tus exes es positivo, la cuestión como siempre está en encontrar el equilibrio, porque si estás todos los días llamando a “tu amigo/EX”, o si aún vives con él, o si no te imaginas sin él, bueno… eso ya no cumple con esa primera premisa que planteaba, en la que ya los sentimientos amorosos se habían extinguido.

De hecho poder mantener una relación cordial, más allá de la simple apariencia habla sobre el perdón y esto es muy importante sobre todo para nosotros mismos, el tema está en encontrar la verdad en nuestro interior y descubrir qué es lo que realmente queremos de estas personas y determinar si esa nueva amistad es realmente sana o una sustitución de la antigua relación.

Las cosas de la mente y el corazón nunca son fáciles, pero siempre son una oportunidad de conocernos mejor, de saber lo que queremos, hacia donde vamos y cómo afrontarlo, ¿no crees?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

Viernes 13, Mala Suerte en el Amor

Viernes 13, Mala Suerte en el Amor

 

En fechas cómo hoy, martes o viernes 13, muchos supersticiosos ponen sus barbas en remojo, y sacan a pasear todo su arsenal de “costumbres” que le ayudarán a mantenerse alejados de “la mala suerte”, y aunque para muchos, sea solo eso, superstición, aún consideramos esa idea de utilizar ciertas medidas para que no se vuelvan en nuestra contra los Viernes 13, Mala Suerte en el Amor.

La cuestión es, que desde mi punto de vista, las relaciones, en general, tienen poco de suerte, tienen más que ver con la forma en las que las abordamos, lo que somos, lo que queremos y bueno… un poquito de “ojo” para descubrir que nuestro interlocutor es la persona adecuada para el rol que queremos proponerle.

Pensando en aquello que podemos aportarle a nuestras relaciones y disfrutando de este maravilloso viernes 13, voy a compilar

6 hábitos que dan terror cuando quieres tener una relación sana:

1.- Miedo:

El miedo en general suele estropear todo lo que toca pero es bastante común, convivir en una relación con el miedo a que nos hagan daño, sobre todo mientras más edad tenemos y más daño nos han hecho, incluso suele pasar de ser la consecuencia de lo mucho que hemos sufrido a convertirse en la CAUSA de que nos vuelvan a dañar porque es tanto el miedo que finalmente nos convertimos en aquello de lo que huimos.

2.- Estrés:

Mantener una relación viva y feliz, requiere tiempo, dedicación y cariño, no exclusivamente pero si tienes que tener un mínimo de ello, y esto es muy complicado si llenamos nuestra vida de estrés, éste sin duda, es un motivo más que sólido para dejar a cualquiera, ya que es bastante habitual que las personas estresadas terminen pagando su frustración con la persona con la que más confianza tienen y que esto culmine por minar la relación.

3.- Celos:

¿Sin mucho más que decir verdad? ¡Que miedo dan!… Y aún así, hay quienes dicen que una “dosificación” de los celos ayudan a mantener una relación sana, pero personalmente creo que los celos no son más que miedo y recuerda que el miedo es el Lado Oscuro… ;-D

4.- Falta de Autocontrol:

Todos sufrimos en nuestro día a día momentos de mucho estrés, frustración y/o mal humor, aprender a controlarlo y superarlo es vital para mantener en pié cualquier relación, de hecho estos ataque de falta de control suelen ser la cuna de los malos tratos, así que ten cuidado.

5.- Malos Motivos:

A veces nos parece haber encontrado a la persona adecuada, pero queremos comenzar una relación por los motivos equivocados, celos, diversión, despecho, no querer estar sol@s, etc. Recuerda que lo que mal empieza, tiene muchas papeletas (o muchos números) para terminar mal. Finalmente acabas preguntándote, ¿será que esta persona también está conmigo por esto? Y esta es una duda que mina nuestra confianza y la relación.

6.- Autocomplacencia:

Bien definido en dos grandes grupos, los que prefieren mantenerse en una relación o una postura a falta de algo mejor, “porque te quieren aunque tú no quieras“, “porque será mucho trabajo una separación“, “porque ya no tienes edad para volver a empezar” y otras tantas, o la segunda, llenarte de motivos para convertirte en lo que “se supone que tienes que ser” aunque eso, no sea lo que tú quieres, cómo esas personas que miran de reojo una casa o un coche mejor pero se dicen a sí mismas que están mejor cómo están…

No te rindas, si de verdad lo deseas, seguro que encontrarás el camino para ser o estar exactamente cómo lo deseas.

Para evitar estas conductas nada como conocerte bien, para saber exactamente lo que quieres y cómo lo quieres o si lo prefieres, saber lo que NO quieres, (esto también es importante), tener paciencia, para esperar a que llegue esa persona especial que te querrá tal y cómo eres, sin miramientos ni subterfugios.

Y  finalmente, pero no menos importante, descubrir el poder del perdón, con el que podrás dejar atrás todo lo malo que te haya podido pasar y encontrar el camino para volver a empezar, con el corazón abierto y con los mejores deseos para el futuro, ya sea con tu pareja actual o con quien tú quieras.

Recuerda que lo importante es ser feliz, así que cuéntame, ¿eres supersticios@?, ¿días como hoy son “especiales” para ti? Y estas actitudes, ¿las tienes superadas? ¿Sueles tropezarte con alguna? Como siempre espero tus comentarios a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

¡Peligro, los Vibradores Causan Adicción!

¡Peligro, los Vibradores Causan Adicción!

 

Hace ya varios meses que leí un artículo sobre “los problemas” que puede generarte el uso del vibrador pero se ve que ha tenido público porque con demasiada frecuencia veo titulares como este, ¡Peligro, los Vibradores Causan Adicción! , lo que hay que leer, ¿verdad?

Vamos a partir de dos realidades que descubrimos todas las mujeres, y también muchos hombres, tengamos juguetes eróticos o no:

1.- Si pensamos en el sexo solo como un método de llegar al orgasmo, buscaremos una fórmula para conseguirlo, rápido, fácil y sin lugar a dudas, de hecho el cerebro hace eso con todo, “la ley del menor esfuerzo”.

2.- Todo aquellos que produce placer es susceptible a generar vicio.

Partiendo de estas premisas, correctas y genéricas, es prácticamente indudable que un vibrador, utilizado sabiamente, es perfectamente capaz de proveerte orgasmos de la forma más rápida posible, y no hay nada, en una relación física, capaz de alcanzar estas cualidades, por tanto, este placer, podríamos afirmar que podrías enviciarte con el vibrador.

¿Pero qué ocurre? ¿Por qué a todas las mujeres no les ocurre lo mismo?

Oficialmente en esta premisa también pueden encajar muchas mujeres que nunca hayan visto un vibrador en su vida o que ni siquiera se hayan masturbado, pero que hayan descubierto determinada postura o forma de sexo que le sea más eficiente, a través de la cual consigan el orgasmo más rápidamente.

El problema no es el vibrador, per se, sino esa idea obsoleta de buscar solo el orgasmo cuando de sexo hablamos, ciertamente la idea del sexo es el disfrute pero no solo te lo pasas bien durante el clímax sino durante toda experiencia, como diría el sabio, “disfrutar del camino es tan importante como llegar al destino”.

Existe una creencia, lamentablemente extendida, que el uso de un vibrador, conseguirá que dejes de disfrutar del sexo tradicional y como he dicho, ciertamente hay mujeres a las que les ocurre, no vamos a negar la evidencia, pero no es lo habitual, ni mucho menos, porque no es una reacción física sino emocional, ellas prefieren el juguete porque es fácil, eficiente, sin complicaciones emocionales, ni físicas… y esto a la larga puede fijar un forma de comportarte en tu cuerpo, es como quién se acostumbra a comer sano, que llega un momento en que la comida chatarra simplemente ya no le gusta.

Si vamos a convertir excepciones en normas, también tendríamos que preocuparnos por los adictos al chocolate, a la tecnología o hacer deporte, pero continuamos sin ver estas actividades como un peligro ¿verdad?, el problema no son las acciones, sino nuestro enfoque hacia ellas.

Es el mismo caso de muchos hombres con la eyaculación precoz, esa que no es física (causada por una enfermedad) sino psicológica, que deriva de la costumbre de querer alcanzar el clímax lo más rápido posible cuando se masturban, haciendo que a la hora de una relación física normal, se les haga casi imposible pedirles a sus cuerpos que aguanten. Con las mujeres es igual pero a la inversa, quieren el placer con la rapidez y precisión del vibrador.

Para esas (pocas) mujeres, que sienten que si no tienen su vibrador a mano, ya nada es lo mismo sexualmente hablando, les tengo dos consejos:

  1. Si te sientes a gusto tal y como eres, lleva siempre un vibrador a mano (una nunca sabe cuándo puede necesitarlo) ;)
  2. Pero si te gustaría dar un giro a tu vida sexual, recuérdate a ti misma que lo normal es que una mujer tarde unos 20 minutos (en promedio… puede ser mucho más) en alcanzar un orgasmo, así que, estés a solas o en pareja, tómate tu tiempo y deja que tu cuerpo disfrute de nuevas experiencias, sin presiones ni prejuicios, (no estés ahí pensando, oh que mal, esto no funciona, no siento nada… OLVIDA todo esto) disfruta del momento, que si lo haces, tarde o temprano aparecerá ese deseado orgasmo.

Para ambos casos, ósea para hombres y mujeres, la solución es la misma, ayudar al cuerpo a cambiar esos hábitos, poco a poco, con paciencia y tolerancia hacia ti, que ese “mal hábito”, de buscar “lo fácil”, que nos ha llevado años “perfeccionar” no lo vamos a cambiar en dos días, por mucho que nos lo propongamos.

Por lo general, el sexo sin amor, es perfectamente posible para todos, pero también sabemos reconocer que es mucho más satisfactorio cuando lo hacemos por amor, por ello, un vibrador o un masturbador (en el caso de los chicos), por bueno y eficiente que sea en la cama, nunca conseguirá sustituir la presencia de alguien que te quiere y lo mejor es que no tenemos que elegir entre ambos ya que podemos disfrutar de todo a la vez o por separado.

No sé si a ti también te pasa, pero me da la impresión que mientras más medios de comunicación tenemos, peor informados estamos, las grandes cadenas son capaces de magnificar casos puntuales como estos, por conseguir un titular, porque ese porcentaje ínfimo de mujeres que llegan a preferir sexualmente a un vibrador que un amante de carne y hueso, no me parecen que sea significativo como para alarmar  a nadie, ¿verdad?.

Metiéndome en la piel de los conspiradores, podría afirmar que es una treta más del patriarcado para atemorizar a las mujeres y que ni se planteen tomar las riendas de su propio placer, pero personalmente prefiero pensar que es solo el miedo a lo desconocido lo que habla.

Miedo de esos hombres y mujeres que aún se pueden leer en los comentarios de muchos artículos, diciendo que ni locos probarían un juguete erótico no vaya a ser que sus parejas les cambien por sus homólogos de plástico y claro está, esto de ¡Peligro, los Vibradores Causan Adicción!. Pero no tenemos de qué preocuparnos, por que no es Nada, que no solucione el tiempo, la información y la inexorable normalización de los juguetes eróticos en nuestra vida de sexual. ¡Esperemos que llegue pronto!

Y no lo digo solo por egoísmo sino porque da gusto hablar con una pareja que se siente plena sexualmente, en las que puedes apreciar, esa cara de picardía y complicidad que ponen cuando han compartido un juguete erótico. Me encantaría ver esas caras más a menudo. Porque el placer es bueno y la sexualidad es salud…

Después de todo el tema ha dado mucha tela que cortar, ¿no te parece? ¿Cuál es tu opinión al respecto? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

Papá en Igualdad

Papá en Igualdad

 

Hay temas que de tanto oírlos, se van desgastando, cambian su sentido, se banalizan, uno de esos casos, puede ser el día del padre, que a menudo se convierte un día para ofrecer un regalo a aquel que te engendró, entregar ese dibujo infantil o la típica corbata que suele pasar desapercibida, mientras la rutina te hace sentir que es un día más, por esto, da gusto hablar de movimientos diferenciadores, como los que promueven ser Papá en Igualdad.

Como esto va de igualdad y al igual que a las mamás en su día les invito a disfrutar de su sexualidad, los caballeros, no iban a ser menos, por esto, os tengo estas 4 formas de utilizar los juguetes sexuales en pareja y claro está, esto otro, Para papá en su día

Por qué celebramos en Día del Padre

Probablemente tu tampoco lo sepas, pero la idea de celebrar el día del padre nace de una hija, norteamericana ella, orgullosa de su papá, porque aunque su madre murió al dar a luz su sexto hijo, él se quedó en casa, les cuido, educó y formó a todos, con paciencia y amor. Así que está feliz hija, un día de la madre, sin mucho que celebrar, pensó que no estaría mal homenajear los esfuerzos que había hecho su padre y se propuso lograr que esto se convirtiese en una tradición, y al final, ¡Lo Logró!.

Aunque el tema fue cambiando con el paso del tiempo, ya que ella en sus inicios quería que se celebrara el día del cumpleaños de su papá, el 5 de Junio y esa fecha no cuajó, la idea en general sí caló hondo, incluso a nivel mundial y por tanto, celebramos el Día del Padre (aunque en fechas diferentes) a lo largo y ancho del planeta.

Y gracias a los cambios positivos en nuestra sociedad, actualmente, en el día del Papá en Igualdad, podríamos estar hablando de tres temas importantes:

1.- Que Padre no es “solo” el que engendra, sino el que cría, así que todo mi apoyo a esos padrastros, tíos, abuelos, amigos, vecinos, etc, que se han convertido en verdaderos padres para los pequeños que lo necesitaban.

2.- Las labores de padre no solo las realizan los hombres, sin duda hablando de las nuevas estructuras familiares como la maternidad en soltería, en las que ellas son padre y madre a la vez o las parejas homosexuales, transexuales, etc.

3.- Y claro está, la increíble labor de todos aquellos hombres que sin dudarlo, decidieron convertirse en Padres Igualitarios.

La cuestión es tener en nuestras vidas esa figura paterna, que nos acompañe, que nos enseñe todo lo que hay que saber para ser parte o entender el género masculino, ¿no crees?. Afortunadamente atrás está quedando ese modelo en el que no tener a tu padre, (que además debía ser el que te engendró y estar junto a tu madre) sea un motivo de estigma social. El mundo es otro.

Se está convirtiendo en lugar interesante, en el que los hombres no solo luchan por más dinero y poder, sino que quieren formar parte de su propia familia, que les preocupa el bienestar de sus hijos, más allá de mantenerles bien vestidos y alimentados, que quieren formar parte integral de todo lo que les ocurre, incluso cuando no quiere estar con las madres.

Porque las mujeres no somos las únicas afectadas por el machismo, también los hombres, que tienen que sentirse (incluso hoy en día) como bichos raros si son ellos los que deciden cuidar a los niños, o a otros… porque la conciliación entre vida laboral y familiar es sinónimo de sacrificio para todos, pero ahora, muchos de ellos, también están dispuestos a hacerlo.

Tal es el caso de todos esos padres, que poco a poco se reúnen con otros en las mismas circunstancias, a través de las redes sociales y las nuevas plataformas de información, para demostrarse a sí mismos y al resto de la sociedad que hay otra forma de hacer las cosas, que disfrutar de las compañía de sus hijos y querer ser parte de todo lo que ocurre, atender la casa, a la par que sus trabajos no es un favor hacia sus parejas sino una responsabilidad para todo aquel que ha decidido formar una familia.

Paternidad Igualitaria, es la premisa de Papás Blogueros, una plataforma que pretende visibilizar todos aquellos padres que han decidido formar parte activa en sus familias de forma igualitaria, y que comparten sus experiencias como padres en blogs y redes sociales, tal y como lo hacen las mamás blogueras.

“Ejemplos reales de varones que se preocupan y se ocupan de sus pequeños en lo afectivo, en lo material, en lo educativo”… “dar un paso adelante puede ayudar a otros padres a que ‘salgan del armario’ y pierdan el miedo y la vergüenza a la hora de hablar sobre lo que les importa su papel de papá”.José Manuel Pérez, 36 años y dos hijos, de cuatro y un año

También reivindicando todas aquellas cosas que el machismo les impide tener, como la custodia compartida de forma predeterminada en los divorcios y no solo una opción, poder solicitar también baja por paternidad o reducciones de jornada para poder hacerse cargo de sus responsabilidades en casa sin que se les vea mal por ello, etc.

“La conciliación es mentira. No existe. Lo que existe es el sacrificio, el quitarte horas de lo que sea para cuidar a los niños” Cuenta que él, diseñador gráfico, se cogió la reducción de jornada y se dio cuenta de que no era normal que fuese el padre el que la pidiera. “Te miran regular. Hay mucha gente a la que le choca, tanto hombres como mujeres. Lo que buscamos es que esta situación no sea una rareza, que se normalice la cosa, que por el hecho de cuidar de tus hijos no te pongan una etiqueta equivocada”José María Ruíz, padre de mellizos de cuatro años y medio.

A estas alturas, deberíamos generar un frente común, entre todos los que luchamos de forma desperdigada a favor de la igualdad, sé que cuesta desprenderse del dolor que causan los crímenes machistas y las desigualdades, pero debemos pensar en todo lo que nos une, olvidarnos de las generalizaciones y avanzar hacia la sociedad que queremos.

Pensando en ello, los señores de Papá Bloguero han lanzado una campaña reivindicativa, con motivo del día del padre, con el nombre de #PadresIgualitarios que pretende:

Visibilizar las nuevas paternidades y las masculinidades cuidadoras. Se trata de un cambio incipiente pero imparable de los hombres a favor de la igualdad. Por eso el 19 de marzo celebramos el Día del Padre Igualitario para promover y reivindicar que nosotros también podemos ejercer cuidados de otras personas. Papá Bloguero

Otra buena idea encaminada a la igualdad, la plantea el gobierno vasco, con Paternidad positiva, en la que incluye a hombres y mujeres:

La Paternidad Positiva se refiere a la transformación de la identidad de los padres (varones) como cuidadores, lo que supone cambios importantes en el comportamiento a través la implicación activa en la crianza, fundamentado en el interés superior de las criaturasWeb del Gobierno del País Vasco

Las cosas están cambiando, y yo, quiero ser parte del cambio, ¿y tú?. Espero que todos los padrazos disfrutéis de un muy feliz día, que sigan siendo padrazos y que nos duren muchos años… como siempre espero tus comentarios y a ti, en nuestro próximo viaje.

Vulva, y sus 150 Nombres para Reconocerla

150 formas de Referirse a la Vulva

 

La semana pasada hablaba sobre el pene, gracias a vuestra colaboración logre conseguir más de 100 nombres diferentes y esto solo en castellano, te invito a que le eches un vistazo, que idioma tan rico el nuestro, ¿verdad?, con él, podemos reconocer una misma cosa con tantísimos nombres distintos, y los que se llevan la palma son las palabras que se relacionan con el sexo, como los genitales o el acto en sí, pero si pensaste que más de 100 nombres para el pene eran muchos, pues acompáñame a descubrir a la Vulva, y sus 150 Nombres para reconocerla.

Para muchos conocida como Vagina, para ellos, aprovecho para diferenciarlo, ya que vagina se refiere a la parte interna del órgano, así que va, desde la vulva hasta el útero. Mientras que la vulva se refiere a toda la zona externa que incluye labios mayores y menores, clítoris y el monte de venus.

También aprovecho para hacer un guiño a esos nombres y épocas, que han abocado los genitales femeninos a un mundo tenebroso, maligno si se quiere. Denominaciones como “Pozo”, “Abismo” o “Mata hombres”, entre otros que como poco, llaman mi atención, ¿cómo es posible que un órgano capaz de dar placer y vida, pueda generar tanto temor? porque “lo peor” que le podíamos llamar al pene se refería a algo pequeño o “muy bonito” pero para las mujeres… bue… tú me entiendes, ¿verdad?

COÑO

En fin, que la idea de estos post es la diversión, encontrar todas aquellas formas en las que nos referimos a nuestros órganos sexuales, percatarnos cómo con mucha imaginación y creatividad, denominamos a nuestros genitales de mil y una formas.

Al igual que al pene, me he encontrado con nombres, que solo con verlos te das cuenta que son en plan cariñoso, jocoso, infantil o vulgar pero también sumamos los “demonizantes”… en todos los casos el trabajo continua ya que ahora me toca descubrir los sitios en los que se usan de estas palabras, ¿me ayudas?. ;)

De antemano continúo agradeciendo tu ayuda, sin lo que esto, no sería posible. ;)

150 formas de referirse a la Vulva

 150 Nombres de la (Vagina) Vulva en Castellano

 

1.    Coño 2.    Potorro 3.    Chocho 4.    Toto
5.    Almeja 6.    Parrus 7.    Chochete 8.    Ratón
9.    Conejo 10. Higo 11. Mondongo 12. Setaza
13. Pepitilla 14. Pocheta 15. Chichi 16. Seta
17. Pepe 18. Paxareta 19. Chumino 20. Castaña
21. Bollo 22. Cona 23. Chirri 24. La Peseta
25. Chichín 26. Parracha 27. Bollete 28. Choni
29. Cony 30. Parrocha 31. Tete 32. Pera
33. Pepet 34. Figa 35. Xirri 36. Chucho
37. Raja 38. Pocha 39. Peluche 40. Cona
41. Cosa 42. Pata de Camello 43. Pantufla 44. El Abismo
45. La Insaciable 46. Me Prestas 47. Choto 48. Chusky
49. La de Mear 50. Totona 51. Bollo 52. Papo
53. Cuca 54. Flor 55. Cachundrula 56. Empanada
57. Cachucha 58. Pucha 59. Panocha 60. Chimuelo
61. Yoyompo 62. Pesuña de Camello 63. Hachazo 64. Cucaracha
65. Chicloso 66. Pantufla 67. Huerta 68. Jardín
69. Felpudo 70. El Corte 71. Escondite 72. Habitación del Medio
73. La Herida 74. Mata Hombres 75. Templo 76. Tesoro
77. Manzanita 78. Sacapuntas 79. Bostezo 80. Haba
81. Cresta 82. La Boca del Cuerpo 83. Mata e pelo 84. Chirla
85. Caja de los Muñecos 86. Pachula 87. Pachu 88. Cotorra
89. Túnel 90. Breva 91. Monte de Venus 92. Crica
93. Monedero 94. Woper 95. Bujero 96. Vórtice
97. Mina 98. Pelua 99. Bobita 100.   Babosa
101.  Selva Negra 102. Agujerito 103.    Boca sin dientes 104.   Chicharrón
105.  Araña 106. Sapo 107.    Argolla 108.   Cajeta
109.  Catalina 110. Chico 111.    Lomo 112.   Mequetrefe
113.  Pochola 114. Cosita 115.    Anillo 116.   Arepa
117.  Micaela 118. Niña 119.    Casa 120.   Cocorota
121.  Cachufleta 122. Rajita de Canela 123.    Torta 124.   Pupusa
125.  Chorcha 126. Cigala 127.    Amiga 128.   Gauchito Gil
129.  Panalito 130. Mico 131.    Semilla 132.   Tunero
133.  Gomilla 134. Chuleta 135.    Taxi 136.   Ostra
137.  Aventurera 138. Pecado 139.    Perdición 140.   Premio
141.  Coqueta 142. Calabozo 143.    Melosa 144.   Entrada
145.  Tentación 146. Rapunzel 147.    Llorona 148.   Morenita
149.  Blanquita 150. Chinita

Seguro que aún quedan muchos más que no me han llegado o incluso de los que personalmente no me he acordado, por ello siempre agradezco la gran colaboración de todos los que me leen, me escriben y están atentos de todo lo ocurre por estos lados…

Recuerda que la vulva, esa gran incomprendida, incluso por sus portadoras, está siempre dispuesta a llenar de grandes alegrías a todo aquel que sea capaz de comprenderla, mimarla y estimularla como es debido, ahora tienes muchas formas para referirte a ella, pero ten SIEMPRE presente, que el trato hacia ella, debe ser respetuoso y por supuesto CONSENSUADO.

Ahora querida lectora, ve y hazla feliz, porque la vulva es parte de ti, esa parte que es capaz de hacerte disfrutar de momentos memorables, incluso cuando tú, no lo has dedicado el tiempo que merece, así que mejora tu relación con ella, conócela, descúbrela, vívela… y si quieres, compártela.

Mientras tanto, continuaré en mi incansable búsqueda de nuevos nombres, así que si crees que se me ha escapado alguno, por favor mándamelo y si te animas a decirme como le llaman en tu zona (especificando la zona, por fi), también te lo agradeceré… como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro viaje.

Pene, el Miembro de los 100 Nombres

Pene, el miembro de los 100 nombres

El Castellano es una maravilla, en sus adentros encontramos una gran variedad de acepciones para las mismas palabras pero hay otras, que gracias a la fascinación o el pudor que producen, generan su propio “diccionario” de términos para referirnos a lo mismo, tal es el caso de los genitales, en esta ocasión, el  Pene, el Miembro de los 1000 Nombres.

Si tú también has tenido la gran suerte de viajar o compartir con personas de otros países, seguro que al igual que yo, te habrás encontrado en ocasiones en las que, aun hablando el mismo idioma resulta que no te entienden en absoluto, estos momentos, por lo general suelen quedarse en una risas mientras consigues hacerte entender, pero también hay momentos en los que unas simples palabras, pueden llegar a dejarnos en mal lugar, sin darnos cuenta.

En 20 países hispano americanos, más España, encontramos más de 400 millones de personas, es normal que descubramos que tenemos cientos de formas de referirnos a él, de hecho, en solo unos días de investigación he podido descubrir más de 100 nombres para el miembro viril, algunos planteados para conseguir que los niños se familiaricen con el término, otros evidentemente planteados a través de la vergüenza al tratar el tema y otros tanto sin duda para exaltar aquello que para muchos es el centro de la sexualidad.

El pene, adorado por muchos y odiados por otros, representa una parte importante de la sexualidad hispana, y se hace sentir en muchos de estos términos que te muestro.

135 Maneras de Referirse al Pene

Más de 100 formas de referirse al Pene

A continuación descubrirás que he incluido toda la lista que llevo hasta ahora, mezclada totalmente, aunque en el futuro espero pulirla con las zonas en las que se suelen decir, y  la potencia, es decir si es de forma infantil, graciosa o vulgar.

1.   Porronga 2.   El de Mear 3.   Quena 4.    Rifle 5.      Boba
6.   Nabo 7.    Güevo 8.    Anaconda 9.    Trompita 10.    Guasamara
11.  Trozo 12.     Yersi 13.   Canelón 14.   Orgullo 15.     Guasamandrapa
16.  Colilla 17.   Venudo 18.  Cabezón 19.   Garza 20.    Pilimili
21.   Colita 22.    Pipi 23.  El Amigo 24.    Ganzo 25.    Garcha
26.   Cola 27.   Muñeco 28.   Sable 29.    Gallina 30.    Tonga
31.     Pitilín 32.    Pinga 33.    Bazuca 34.    Tonta 35.    Goma
36.   Churrilla 37.    Calembo 38.    El Pequeño 39.    Bastón 40.    Mástil
41.     Pichica 42.    Mandarria 43.    Bizcocho 44.    Anguila 45.    Ripio
46.    Pistola 47.    Mondá 48.    Maní 49.    Sorcha 50.    Pinga
51.     Cuca 52.    Machete 53.    Chisito 54.    Caño 55.    Ñema
56.    Panditas 57.    Poronga 58.    Goma 59.    Cuerda 60.    Yuca
61.     Pichurra 62.    Chota 63.    Palo 64.    Dedo 21 65.    Manduco
66.    Pirulí 67.    Choto 68.    Flauta 69.    Manguera 70.    Calva
71.     Gusanito 72.    Banana 73.    Garcha 74.    Tronco 75.    Cascudo
76.    Sardina 77.    Pepino 78.    Chorizo 79.    Muñeco 80.    Pelado
81.    Anguilita 82.    Lápiz 83.    Morcilla 84.    Serpiente 85.    Plomero
86.    Badajo 87.    Anaconda 88.    Batata 89.    Garompa 90.    Salchicha
91.  Mango de Sartén (si es muy grande) 92.   Soldado de Casco rojo 93.  Pelado con Polera 94.  Bufanda de Cuero 95.    Barra Espaciadora
96.    Chile 97.     Dedo sin Uña 98.    Fideo 99.     Chulapi 100.  Cabeza de Bombero
101.  Camote 102.  Chino 103.  Churro 104.  Caña 105.  Penca
106.  Palo 107.  Tuerto 108.  Pitón 109.  Lanza 110.  Juguetón
111.   Cíclope 112.  Cabezón 113.   Viboron 114.   Tararira 115.   Guañaño
116.   Cacahuete 117.      Chula 118.  Pitina 119.   Pajarito 120.  Cabeza de Bombilla
121.   Falo 122.  Chola 123.  Pico 124.  Gusano 125.  Paloma
126.  Martillo 127.  Pichula 128.  Pedazo 129.  Lombriz 130.  Cara de Papa
131.   Macana 132.  Pistola 133.  Piola 134.  Chivichanga 135.  Regalito
136.  Regalo 137.  Trocha

Todo esto sin tener en cuenta los tantísimos nombres propios que las personas asignan a sus penes, por parte de los hombres que los poseen y también por las mujeres u hombres que los utilizan… en este campo mejor no meterse ya que podríamos hacer hasta un libro, entre los nombres y las explicaciones de los mismos… Válgame Dios… ;)

Aprovecho para gradecer a todos los que me han ayudado hasta ahora en esta pequeña búsqueda, y a los que me ayudarán… porque realmente resulta muy curioso descubrir la riqueza de nuestro lenguaje, y todas las ocasiones que tenemos para que se nos mal interprete aun hablando en el mismo idioma.

Continuaré la investigación, hasta poder hacer una infografía en condiciones, en la que mostrar las zonas, en las que se refiere al pene con estos nombres, o si es una expresión infantil, adulta o vulgar, para ello, como siempre cuento con tu ayuda, además la próxima semana también hablare de los 100 nombres de la vagina, seguro que con un poco de tiempo llegaré a los 1000 nombres para cada uno, ¿a qué si?.

¿Crees que me he dejado alguna denominación fálica en el tintero? ¿Eres de l@s que prefiere buscarle un nombre propio? ¿algunas de estas palabras te suenan? ¿cuáles o conocías? Cuéntamelo y nos reímos un poco, porque el humor nunca puede faltar en nuestras vidas, como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.