Cómo Iniciarte en el Sexo Anal (Primera Parte)

Cómo iniciarte en el Sexo Anal

Aunque para muchas personas continúa siendo tabú, muchas otras se están abriendo a nuevas fronteras del placer, el sexo anal es una zona que comienza  ser explorada sin importar género ni preferencias sexuales, hombres, mujeres, homosexuales y heterosexuales entre otros, sienten curiosidad por disfrutar de las mieles del placer anal, es por esto que hoy comienzo a explicarte Cómo Iniciarte en el Sexo Anal.

No cabe duda que el órgano más importante para nuestra vida sexual es nuestro cerebro, si no queremos hacer algo, no hay consejo que valga, y si sentimos cierta reticencia, sobre todo mujeres y hombres heterosexuales, porque se nos plantean muchos miedos, relacionados con el dolor o la higiene, estas líneas son para ti, porque para comenzar a preparar la mente para para el sexo anal, lo más importante es JUGAR.

Pero antes de pensar, en comenzar con el Sexo Anal, ten en cuenta las siguientes premisas:

  1. Ten en cuenta que el ano no funciona igual que la vagina, ya que no lubrica y su forma de dilatar también es distinta, así que ante todo paciencia…
  2. La higiene: aunque es importante para cualquier tipo de sexo, cuando del ano hablamos es más importante aún, tanto de manos como de genitales, como de cualquier juguete que se quiera utilizar, LAVAR, antes y después para evitar problemas y/o infecciones.
  3. Investiga, la información te ayudará a calmar los nervios habituales a lo desconocido.
  4. No es recomendable, utilizar nada (ni dedos, ni pene, ni juguetes) en el ano y luego transferirlos a la vagina, para evitar posibles infecciones. La trasferencia vagina – ano, es lo más indicado.
  5. Cada persona tiene sus tiempos, hay quien está tan dispuesto, que consigue la penetración anal completa y satisfactoria, a la primera, de una sola vez, y también hay quien necesite días o meses, recuerda que no hay obligación de hacer algo que no quieras y que el sexo anal no debe doler, si no es ese tu deseo.
  6. Es vital confiar en tu pareja, sentir que si en algún momento quieres parar, o hacerlo de una forma distinta, puedes hacerlo, sin que nadie vaya a abusar de la confianza que has depositado.

Materiales que puedes utilizar para empezar con el Sexo Anal:

Otro tema importante es tener a mano todo el “material” que te pueda ayudar a disfrutar de tus primeras experiencias, siempre teniendo en cuenta que son una opción, no son necesarios, pero te ayudarán:

Lubricante:

Los hay, pensados especialmente para el sexo anal y se dividen de la siguiente manera.

Lubricantes para el Sexo Anal a Base de Agua:

Quizás los más recomendados, ya que podrás utilizarlos en prácticamente cualquier ocasión, con o sin juguetes sexuales de silicona, con condones o sin ellos, son fáciles de limpiar y por lo general también son comestibles, lo que puede resultar muy útil para comenzar.

Lubricantes para el Sexo Anal a Base de Silicona:

Ideales para largas sesiones de sexo, ya que tienen poco desgaste, igualmente bajo el agua ya que no se diluyen, o con juguetes de cristal. De este tipo, suelen haber con o sin relajante, que también pueden ser de agradecer, sobre todo, durante las primeras experiencias.

Otras variaciones, vienen determinadas por la presentación, así que tienes desde envases más grandes, hasta los más pequeños de bolsillo, y la forma de aplicación entre los que puedes encontrar tipo crema, que puedes untar, pasando por los más líquidos, hasta los que vienen en spray.

Juguetes Anales:

Muy importantes para iniciarte porque por lo general, tienen una forma cónica, así que van de menos a más en lo que a penetración se refiere, facilitando la dilatación del ano de una forma paulatina.

Estos también se pueden dividir por sus formas y materiales pero esto lo dejaremos para otro artículo, aquí, solo voy a dejarte algunas opciones:


Condones:

También los hay especiales para este tipo de relaciones, más gruesos o de colores oscuros para resistir la presión que ejerce normalmente el ano y el roce, mientras disimulan cualquier suciedad (como heces) que pudiese aparecer.

También los puedes utilizar, si los cortas por la mitad, trasversalmente, convirtiéndolo en un rectángulo de latex, que puedes colocar como intermediario entre boca y ano, durante el sexo oral, para evitar enfermedades de trasmisión sexual o por higiene.

Quizás lo más importante es hacer las cosas queriendo, si aún no te has “estrenado” en el sexo anal, no te sientas presionada/o por nada ni por nadie, como he puesto arriba, todos tenemos nuestros propios ritmos y también hay a quienes simplemente no les gusta, después de haberlo intentado o antes, todas las opciones son libres y respetables.

En la próxima entrega, te diré paso a paso como puede hacer para disfrutar de tus relaciones sexuales anales, comenzando desde cero, no me despido sin desearte disfrutes mucho del San Valentín, para ello recuerda que aquí te dejé algunas ideas para sorprender, ya sea que lo celebres o no, ya que los orgasmos nunca están de más, ¿Verdad?

¿Cómo voy hasta ahora? ¿Te da curiosidad el sexo anal? ¿Ya lo has probado y no te gustó? ¿Lo prácticas y te gusta? Cuéntamelo, como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

by LamaquinistaX

De Murcia para el Mundo

One thought on “Cómo Iniciarte en el Sexo Anal (Primera Parte)

  1. Pingback: Cómo iniciarte en el Sexo Anal (Segunda Parte) - La Maquinista X

Déjame tus comentarios...