Dios es Amor

Dios es Amor

Estamos en plena Semana Santa y para muchos es momento de recogimiento, en las que muchas religiones, entre ellas la católica, disfrutan del momento álgido del sentimiento religiosos, la buena noticia es que para regocijo de muchos, cada vez son más los que consideran que aunque sean unas fechas de oración y meditación, no tienen por qué estar reñido con una vida sexual plena y feliz, ya que al fin y al cabo Dios es Amor, ¿no?.

Sin ánimo de entrar en una polémica religiosa, cada uno tiene derecho a disfrutar de estas fechas como considere oportuno, ya hablaba hace algunos artículos atrás, sobre el ayuno sexual, que puede ser una muy buena opción, ya que resulta muy favorecedor para muchas parejas.

También puedes aprovechar para compartir un poco contigo mismo, redescubrirte, o compartir con la familia, pero si lo que prefieres es utilizar estos días “libres” en disfrutar de tu vida sexual a tope, pues hazlo, al fin y al cabo, el sexo también es una expresión de amor y Dios es Amor.

Si quieres algunas ideas para disfrutar de una Semana Santa llena de mucho amor, ten en cuenta los siguientes consejos:

Reflexión:

Es una propuesta incluso bíblica, pero adaptada a lo que nos atañe, puedes dedicarte un tiempo a descubrir cómo te sientes con tu vida sexual y amorosa actual, y cómo puedes hacer para mejorarla, ¿una escapada romántica? ¿Una charla concienzuda? ¿Dedicarle más tiempo de calidad a tu pareja? ¿Disfrutar con nuevas experiencias? Lo que se te ocurra, todo con tal de mejorar, y espacio para la mejora siempre hay, solo tenemos que dedicarle el tiempo que merece.

Date tiempo de enamorarte de ti mismo, puede parecer un poco egoísta pero realmente es lo primero que debemos hacer antes de pensar en los demás, solventar nuestros dilemas, los complejos personales, descubrir todo lo bueno que tenemos para ofrecer y separarlo de nuestro lado oscuro para poder dar sentimientos y acciones de calidad.

Preliminares:

Ya que para muchos, el sentimiento religioso es incompatible con la pasión, es valioso recordar que ser romántico, no  necesariamente quiere decir, llegar al ámbito sexual, a menudo un beso, unas palabras de complicidad, miradas, carisias, etc, pueden ser un buen aliciente para una pareja que se quiere y una buena estrategia para ir más allá, si eso es lo que prefieres.

Comunicación:

Es realmente muy valioso en cualquier ámbito de la vida, pero ya que estamos en momentos de reflexión, verbalizar aquello que queremos o esperamos mejorar es muy acertado, ya sea para hacer hincapié en nuestra vida sexual, la afectiva, familiar o de todo en general, este podría ser un momento oportuno.

Es difícil hablar de nuestros deseos en general y de los sexuales aún más pero es importante porque lo que “es normal” en el ámbito sexual para algunos, no siempre es lo mismo para todos, por esto es que la mayoría de las personas aplazan esta conversación ya que piensan “si no lo ha hecho o pedido aún es porque no es normal para él o ella” cuando realmente lo que suele ocurrir es que nos guardamos algunos “ases bajo la manga” que al final terminamos sintiendo que están mal pero solo necesitan un momento de reflexión en pareja para que ambos podáis disfrutar de “eso” que llevabais tiempo deseando, sin saberlo.

Disfruta del Sexo como un Medio no como un Fin:

Para muchas personas, el sexo suele ser una finalidad, es decir, “salgo de marcha esta noche para ligar y echar un polvo salvaje” para los más jóvenes o el típico “sábado sabadete, seguro es el polvete” de tantas parejas casadas pero lo que debemos comprender es que realmente la finalidad no es “ligar para el sexo” o “esperar al sábado para cumplir” sino disfrutar del sexo para que “el amor” o “la relación” perdure fuerte y unida.

Comprendemos que el sexo es una forma más de comunicación que tenemos a nuestro alcance para expresar sentimientos y emociones difíciles de trasmitir con palabras, por esto es nuestro deber (y un placer) conseguir expresar todo lo que podamos a través del sexo, ya que en muchos sentidos, la sociedad moderna intente frivolizarlo, tarde o temprano todos comprendemos que nuestra sexualidad es mucho que solo carne y jadeos.

Francisca Molero, ginecóloga, sexóloga, directora del Institut Clinic de Sexología de Barcelona, en una entrevista para SModa de El País, afirma que

La dimensión sexual del individuo debería entenderse como un valor fundamental que nos ayuda a crecer, a sumar conocimiento, a entender más el mundo y a nosotros mismos, a reconciliarnos con el placer y el disfrute y que, en definitiva, nos hace mejores personas. Yo creo que estamos viviendo un cambio de paradigma, en el que algunos antiguos valores serán sustituidos por otros nuevos, más acordes con la realidad presente, y yo diría que la sexualidad va a cambiar y ocupar un lugar muy importante en ese nuevo modelo. Y, cambiando la forma de entender la sexualidad es posible que contribuyamos, en cierta medida, a transformar el mundoFrancisca Molero

Por su parte El psicólogo norteamericano Noam Shpancer

Sostiene en un artículo titulado Why do we have sex? (¿Por qué practicamos el sexo?), el verdadero placer de una relación sexual no proviene de la estimulación de los genitales sino de la “sincronizada cooperación entre las personas”Noam Shpancer

Hay mucho que podemos hacer para disfrutar en el pecado o fuera de él, demostrándonos que al fin y al cabo si Dios es Amor, y nosotros como mejor nos lo pasamos es dando y recibiendo amor, no podemos más que entregarnos a uno de los sentimientos más puros y bonitos de la humanidad, ¿no crees? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro viaje por los sentidos.

by LamaquinistaX

De Murcia para el Mundo

Déjame tus comentarios...