Follar como Animales

Follar como Animales

Muchas veces hemos escuchado esta expresión, que con frecuencia asociamos a inconciencia, desinhibición, frenesí, incluso suciedad, será por aquello de siempre sentirnos por encima de los animales pero si lo piensas bien, a la luz de la actualidad, podríamos decir que es la expresión de nuestra sorpresa, ante lo que no conocemos, ya que existen en el mundo animal muchos “fenómenos” que hasta hace poco parecían extraños y otros tantos más bien extraordinarios, lo que antes era curiosidad ahora en muchos casos es pura envidia… porque ya quisiéramos nosotros Follar como Animales.

Es fácil imaginar que en esa gran cantidad de especies existan formas de sexualidad que escapen a nuestra imaginación, o que simplemente consideremos como “malas”, si cada cabeza es un mundo, ¿qué podíamos esperar para cada especie?. Quizás el problema es que, cómo seres pensantes e “inteligentes” nos sentimos un poco como la autoridad a la hora de definir lo que está bien y lo que está mal.

Cuando realmente ni siquiera hemos podido ponernos de acuerdo entre nosotros mismos, será por eso que puedo hablarte de estas 10 curiosidades del sexo en el mundo animal, a sabiendas que quizás conozcas algunos pero esperando sorprenderte al menos con alguno…

7 curiosidades del sexo en el mundo animal

1.- Machos pero no tan machos:

¿Sabías que algunos animales pueden cambiar de sexo? Es el caso de la babosa de la banana que es hermafrodita (tienen tanto genitales femeninos como masculinos), y en el momento del sexo consiguen roer el pene de sus parejas para convertirlos en hembras que ya no podrán volver a ser machos.

2.- Para todos los gustos:

Aunque cueste creer existen animales que cuentan con más de un órgano sexual, es el caso de las zarigüeyas que cuentan con 2 penes y las hembras con 2 vaginas, otro caso es el de

el pene del equidna, una especie de erizo de Oceanía que pone huevos y que alberga además otras excentricidades, una de las cuales es el instrumento del macho: espinoso y con cuatro cabezas, de las cuales el animal elige cada vez un par para utilizar, guardándose el otro para una futura ocasión

3.- Sexo sin parar:

Para algunos animales es habitual disfrutar de maratonianas temporadas de sexo, tal es el caso de los leones que son capaces de copular hasta 50 veces al día, o los ratones marsupiales que pueden pasar hasta 12 horas continuas de sexo para terminar muriendo de inanición y agotamiento (los machos), una curiosa forma de morir ¿eh?.

4.- Orgasmo sin fin:

Como ya sabemos en el mundo humano el momento más atesorado es sin duda el orgasmo, quizás por esa explosión emocional y hormonal, será por esto que imaginar un orgasmo de 30 minutos es sin duda algo digno de admirar y envidiar, ¿no crees?. Pues el caso de los cerdos, que además de ser tan lindos y deliciosos disfrutan de un sexo realmente salvaje, en el que el macho que cuenta con un pene en forma de tornillo, literalmente se “atornilla” a la vagina de la hembra y cuentan con un orgasmo tan largo para favorecer la salida de todo el esperma a través de esa espiral con los movimientos de la vagina de la hembra.

5.- La importancia de la puntería:

En este punto encontramos casos en ambos extremos del panorama ya que las Serpientes Liguero de Lado Rojo cuentan con un curioso ritual de apareamiento que incluye cientos de estos reptiles retorciéndose en una sola gran bola de pasión en las que casi todos son machos y puede haber muy pocas hembras, por lo general solo una, mientras ellos intentan encontrarla para fecundarla, así que para mejorar sus oportunidades, las serpientes macho cuentan con dos penes y esperan que al menos uno, en algún momento de todo ese frenesí de cuerpos serpenteantes en movimiento consiga encontrar a la hembra. Por si fuese poco, además de que cada macho intenta constantemente entorpecer las acciones de sus contrincantes… nada fácil desde luego.

Y en la otra punta de “la puntería”, encontramos a los muy poco apreciados chinches de las camas que en su intento de reproducción, van buscando constantemente un lugar que penetrar con sus penes y no suelen ser muy remilgados ya que son capaces de atravesar a las hembras por donde “atinen” incluso por la cabeza o el abdomen, hasta en otros machos que encuentren.

6.- Engaños para ligar:

Esto de engañar para tener sexo no es algo único de los humanos, ni mucho menos, de hecho muchas especies de animales lo utilizan, tal es el caso de las sepias cuyo travestismo está más que documentado, aunque lo utilizan solo como herramienta para ligar ya que cuando varios machos encuentran a una hembra fértil emprenden un lucha encarnizada para definir quien se apareará con ella, mientras tanto algunos “listos” se hacen pasar por hembras para estar cerca de hembra fértil en cuestión sin levantar sospechas y poder copular sin ser visto por los machos que centrados en su lucha no le ven venir.

El caso de los peces cíclicos de África Oriental es aún más raro si cabe, ya que las hembras encuban sus huevos en la boca y los machos les engañan exhibiendo sus testículos que parecen huevas para que la hembra sienta deseos de recogerlos y en cuanto abren la boca cerca de los genital del machos, ¡Zasca! Les fertilizan los huevos con semen.

7.- Placeres Particulares:

Aunque los únicos animales que se cree tienen sexo por placer (además de ser un método reproductivo) son los simios, los delfines y los elefantes, que no solo disfrutan de la sexualidad como una actividad social sino que son capaces de darse un disfrute en solitario, tal es el caso de este delfín mular:

Quizá uno de los casos de mayor exuberancia creativa es el del delfín mular, que ha sido visto envolviéndose el pene en una anguila viva para masturbarse. Resulta singular que se trate de una anguila, un animal que muere después de su única experiencia sexual. Al menos la del delfín no cuenta

Hay quien se toma la vida animal como muestra de lo que “debería” ser normal en el sexo, aquellos que olvidan aquello de que Dios es Amor, pero esto era antes cuando lo que se conocía era el sexo para la reproducción, actividades rutinarias y sin demasiada lujuria, pero ya ves que solo hace falta indagar un poco descubrir que las intimidades siempre pueden resultar candentes, sobre todo cuando aún no somos capaces de descubrir los verdaderos motivos de estos y otros animales.

La cuestión es que sin duda es muy curioso y si seguimos escudriñando seguro que hay mucho más ¿no crees?… y a ti, qué te parece, ¿conocías todas estas curiosidades, tienes alguna otra que contarme? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

by LamaquinistaX

De Murcia para el Mundo

Déjame tus comentarios...