Gatillazo, ¿Cómo Resolverlo?

Gatillazo

En este mundo falocéntrico, no cabe duda la importancia de la erección, con demasiada frecuencia, centramos nuestra atención a todo lo ocurre con el pene, su tamaño, potencia, erección, su satisfacción, la eyaculación, en fin… todo, por esto me planteo, qué hacer cuando llega “la tragedia“, el Gatillazo, ¿Cómo Resolverlo?

Hace ya algún tiempo vengo dándole vueltas a los problemas del pene, con todo lo que hay, tendrá que ser un artículo con varios capítulos y quiero investigarlo todo muy bien antes de empezar, pero la verdad es que ha llegado a mis manos, este monologo de Cristina Castaño, y aparte de reírme a carcajadas, he pensado que tiene mucha razón, muchos buenos momentos se quedan “a medias” por este problema, cuando realmente lo que más afecta es la frustración y no la falta de erección en sí.

Cuando el problema no es la disfunción eréctil, se puede perder o no alcanzar la erección de forma transitoria, también pueden ocurrir de forma esporádica, sin que esto forme parte de ningún problema físico o mental clínico, puede más bien estar relacionado con factores externos.

Es un tema muy complicado de enfocar porque existen muchos factores inmersos, el sexo ¿ocurre entre una pareja estable?, ¿es la primera vez?, ¿hay alcohol en la ecuación? ¿Se consumen otro tipo de drogas o medicamentos? Y muchos otros matices, pero a grandes rasgos los motivos más comunes son:

Ansiedad, Nervios o angustia,

Para el cerebro humano el estrés, es uno solo, da igual que te persiga un toro o que creas que no vas a dar la talla, como comprenderás, en un momento de mucho estrés, es muy complicado concentrarse, generando ansiedad y dificultando la erección, llegando – en algunos casos- hasta a imposibilitarla.

Lo ideal sería:

Chicos: Ante todo, analizar de donde provienen lo nervios, si es por no dar la talla, perfeccionismo o por unas expectativas muy altas, intenta, dar prioridad a los juegos previos, a la satisfacción de tu pareja, masajes, sexo oral, besos, caricias, todo vale, seguro que en cuanto le veas disfrutar, los nervios pasan y la erección vuelve, si no es así, una opción es pensar en que tu pareja lo pase bien y dejar tu eyaculación para otro momento.

Si ella pregunta algo, puedes decirle la verdad, “los nervios por quedar bien, me han jugado una mala pasada, pero todo en esta vida tiene solución”… y te aplicas con lo antes mencionado, si no pregunta, puedes decirle que lo haces así, que primero quieres verle disfrutar.

No estaría de más tener a mano algún juguete erótico, con el que puedas jugar con tu pareja, que te permita complacerle, estés preparado para formar parte o no.

Chicas: quedarse mirando el pene o tratar de buscar los motivos, no es una solución, así solo conseguirás que él, se enfrasque más en el problema, empeorando la angustia, lo ideal es quitar importancia al asunto pero sin echarte culpas a nadie, eso no ayuda, ofrécele opciones para que puedas conseguir tu orgasmo y proponle nuevas ocasiones para otra oportunidad, la mañana siguiente o una próxima cita, así no sentirá que está cometiendo un error que no podrá resolver.

No te dejes llevar por la frustración o la preocupación, piensa que “hasta al mejor cazador se le escapa la liebre” y que quizás, te estás perdiendo de disfrutar de un muy buen amante que no ha estado en su mejor momento, pero seguro querrá compensarte.

Alcohol

Aunque asociamos alcohol con fiestas, reuniones y diversión, la realidad es que es una droga depresiva, mientras más intoxicamos nuestros cuerpos con él, más fuertes son sus efectos, que culminan por deprimir el funcionamiento del sistema nervioso central, lo que trae como consecuencia, retardo y distorsión en la respuesta sexual.

Puedes apreciarlo con una erección más bien flácida, o simplemente con la dificultad de conseguir el orgasmo, esto último es válido tanto para hombres como para mujeres, en todo caso puedes tomarlo de dos maneras, puedes esperar a que pasen los efectos del alcohol o encararte con un encuentro sexual largo, tan divertido como te lo propongas, muy probablemente muy desinhibido pero posiblemente carente de orgasmos.

Si el problema es el alcohol, la mejor solución, es esperar, que pasen sus efectos, mucha agua y reposo, se puede aprovechar ese tiempo en preliminares, juegos, charlas o lo que prefieras.

Condón

Para muchos hombres la colocación del condón, significa perdida de erección, este “pinchazo” también puede generar ansiedad, lo que nos devolvería al problema 1, pero la solución es muy fácil:

Tener siempre a mano condones de sabores y proponle a tu pareja que te lo coloque de una forma divertida, por ejemplo con la boca, recordando tener cuidado con los dientes para no romperlo, seguro que de esta forma ya se pasan los nervios y se mantiene la erección.

Lo que no debemos hacer nunca, es quedarnos inmóviles,  – ya sea la primera vez o una de tantas –  lamentando lo que ocurre, con excusas como “es la primera vez que me pasa”, porque así, solo agravaremos la situación, ella se echará la culpa, él se sentirá mal, ella también y todo acabará fatal, en una espiral de culpa y mal rollo, espero que desde ahora estéis preparado para posibles gatillazos.

Nada más sexy, que un hombre que sabe reconocer sus problemas y resolverlos, que no se deja llevar por el primer traspié, porque los momentos de la “pareja psicóloga” deben existir pero mejor no mezclarlos con los momentos de pleno sexo, ¿no te parece?.

¿Se te ocurre otro motivo para el tan temido gatillazo? ¿Alguna otra solución? Ya sabes que aquí estamos para ayudar pero también para compartir, como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

La Maquinista

by LamaquinistaX

De Murcia para el Mundo

One thought on “Gatillazo, ¿Cómo Resolverlo?

  1. Pingback: Dieta para Mejorar los Orgasmos - La Maquinista X

Déjame tus comentarios...