Squirting o Eyaculación Femenina

Squirting o Eyaculación Femenina

Sacado a la palestra por las películas porno, ha conseguido convertir en bichos de feria a las mujeres capaces de disfrutar de este tipo de orgasmos que en vez de escupir fuego son capaces de generar un geiser desde su entrepierna, para el completo de estupor de muchos, pero lo cierto es que es más común de lo que parece, aunque no de esa forma, de hecho muchas más mujeres de las pensamos tienen la posibilidad de sentir el Squirting o Eyaculación Femenina.

En sus comienzos, fue tal la “alarma social” que surgió alrededor de la eyaculación femenina, que se afirmaba que era mentira, efectos especiales, orina acumulada o directamente una mentira, por su parte, grupos de mujeres afirmaban que era solo la forma de continuar enalteciendo al hombre como figura principal en el sexo y que era por eso que se pretendía demostrar que la forma correcta de disfrutar  del sexo era solo a través de la eyaculación.

Esa cara entremezclada entre sorpresa y grima que se le queda a tantas personas la primera vez que ve en acción el Squirting o Eyaculación Femenina, (generalmente en imágenes porno), y todas las dudas que han surgido al respecto han dejado en un purgatorio emocional a aquellas mujeres que deberían disfrutarlo.

Lo cierto es, que como tantas otras cosas de la sexualidad femenina, hay mucho misterio y tabú, preguntas sin responder y claro está, mucha vergüenza para hablar de ello pero este tema como la mayoría, no requiere tanta alharaca.

¿Por qué no todas las mujeres eyaculan?

Oficialmente todas las mujeres contamos con estructura anatómica para conseguir tener eyaculaciones pero en la mayoría de los casos requiere comprensión del tema, paciencia y práctica para conseguirlo.

Estudios realizados al respecto aseguran que entre un 35 y 40% de las mujeres eyaculan durante el orgasmo, lo que ocurre es que la mayoría, o bien lo retienen o la cantidad de fluido que sale no es tanto como para notarlo.

Además requiere disfrutar de orgasmos a través del punto “G” y esto es menos común que el disfrute a través de la estimulación directa del clítoris.

Qué es la Eyaculación Femenina o Squirting

Aunque para muchos es solo orina, realmente la eyaculación femenina es un líquido expulsado en parte por la uretra durante el orgasmo femenino y es una mezcla de glucosa, fructosa, fosfata ácida prostática y, sí, un poco de micción, además  según los registros efectuados por los sexólogos Beverly Whipple, Edwin Belzer y John Perry en 1980, una mujer puede eyacular desde sólo unas pocas gotitas de líquido hasta varias onzas.

No tiene el color de la orina, y tampoco huele, sabe, ni mancha como ella, otra parte de la eyaculación femenina se segrega gracias a las glándulas de Skene o la llamada “próstata femenina”,  este líquido tiene componentes parecidos al semen masculino como el antígeno prostático o PSA pero sin esperma (claro está).

Durante el periodo orgásmico la mayoría de mujeres segregan una especie de líquido que generalmente se describe como traslúcido-blanquecino y que a menudo suele quedarse en el dentro de la vagina por esto es normal confundirlo con la lubricación propia del momento.

Cómo puedes conseguir la Eyaculación Femenina o Squirting

Las expertas en el tema aseguran que lo primero que tienes que hacer es entrenar y dominar tu suelo pélvico para ello te recomiendo que utilices tus bolas chinas a menudo y practiques estos ejercicios.

La idea de los ejercicios es facilitar el orgasmo y sensibilizar el punto “G” para los orgasmos (si no es este tu fuerte) ya que es este el punto que debes estimular para conseguir la eyaculación.

Una vez lo tengas controlado tiene que conseguir liberarte de los prejuicios, ya que puedes notar que este tipo de orgasmo está por llegar al sentir esas repentinas ganas de hacer pis cuando estás muy excitada, de hecho muchas mujeres detienen el momento por ir al baño o simplemente lo retienen hasta el final cuando realmente deberían dejarlo fluir.

Pues debes encontrar la forma de desinhibirte de forma tal que dejes de retenerlo y lo dejes fluir, puedes ayudarte haciéndolo en el baño las primeras veces para que no te quedes con la impresión de haber hecho pis en tu cama.

Una vez lo tengas dominado, ya estás preparada para hacer tus primeros Squirting. ;)

Pero recuerda que lo normal es solo un poco de líquido, no los geyser que suelen exponer en las películas porno… ¡Ay cuanto mal nos hace el porno a nuestra salud sexual! ¿Verdad?

No te confundas

Si bien es cierto que para la eyaculación femenina debes liberar esa sensación de hacer pis, esto no tiene nada que ver con la incontinencia, ya que para la eyaculación solo ocurre durante la excitación profunda.

Si ves que no puedes contener la orina en momentos que no tienen nada ver con la sexualidad, probablemente sea incontinencia. Utilizar  las bolas chinas pueden ayudarte con los primero síntomas de la incontinencia pero si el problema persiste, es mejor acudir a tu médico.

¿Qué te parece? ¿Te apuntas? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

by LamaquinistaX

De Murcia para el Mundo

Déjame tus comentarios...