Dónde debemos poner el límite a los Celos

Dónde debemos poner el límite a los Celos

Aunque para muchos los celos son parte intrínseca del amor, una consecuencia inevitable de estar en pareja y que por tanto hay que tolerar y/o hacer lo que sea en nombre del amor, no puedo evitar plantearme Dónde debemos poner el límite a los Celos o si realmente debemos ser capaces de aguantarlo todo en nombre de eso que llamamos amor.

Hablar de emociones siempre es un terreno pantanoso, porque cada uno tiene su visión de cómo deben ser, cómo sentirlos y expresarlos, pero creo que hay un límite claro que podemos trazar sin sentirnos culpables por hacerle daño a esa otra persona que queremos.

Está claro que los celos son inseguridad, ese tipo de alarma que te dice que debes hacer cosas para no perder al ser amado, pero ser demasiado celosos suele ser contraproducente, por tanto es necesario un poco de autocontrol en este sentido y entender que el único comportamiento que podemos dominar y controlar es el nuestro, y que con la persona amada solo podemos portarnos bien y demostrarle nuestro afecto esperando que esto sea suficiente para que quieran estar con nosotros.

No hay fórmulas mágicas, ni violencia, ni jueguecitos psicológicos que valgan para que otra persona nos quiera, cuando buscamos el amor verdadero.

Y es un tema controvertido porque hay una fina línea que separa actos considerados románticos de actitudes siniestras, del estilo de: “cariño te espero para que no tengas que volver sola a casa” o “te acecho para ver con quién andas” que son dos versiones de la misma acción “la de acompañar a tu pareja a casa” a las que solo les separa “la intención” y que generalmente comienzan siempre desde ese matiz bonito y romántico.

Es tristemente típico, escuchar en parejas jóvenes, comentar, “ay, préstame tu móvil un momento que me he quedado sin batería” que con el tiempo se vuelve “déjame ver tu teléfono móvil, al fin y cabo no tienes nada que ocultar” y finalmente se convierte en una “inspección rutinaria” de la intimada de la pareja, mientras se observa de una forma “normal o natural”.

Pero no tiene por qué ser una realidad para todo el mundo, hay quién es feliz con los celos, incluso hay parejas para las que actitudes de celos constantes, son consideradas necesarias, entonces, Dónde debemos poner el límite a los Celos, en mi opinión es muy sencillo, el límite debe ser la salud emocional de la persona que “recibe” esos celos.

Es decir, si con frecuencia mi pareja me pide el móvil o quiere saber dónde o con quién estoy (entre otras tantas fórmulas de celos) y sus preguntas me causan estrés en el sentido “a ver qué le digo o qué hago para que no se enfade” o si sientes que constantemente te asechan, controlan, vigilan o que tienes que estar justificando tus actos, da igual lo diga él o ella, debes hablarlo y poner unos límites claros.

Porque los celos son un monstruo que se alimenta día a día, y si las personas que los sienten no les ponen freno deben hacerlo sus parejas, haciéndoles ver que todos, aun teniendo pareja debemos tener, incluso necesitamos nuestro espacio vital, nuestra intimidad y conseguir que entiendan que no es que ocultemos cosas, sino que no tenemos por qué vivir justificando nuestra virtud.

Personalmente creo que hay momentos y elementos, que forman parte de nuestra intimidad, un diario (para quien lo lleve), los dispositivos electrónicos (porque la gran cantidad de información personal), nuestras estancias en el baño, nuestro sexo, entre otros, son momentos y elementos críticos en la intimidad de las personas, entre otros tantos y ser pareja no debería ser un boleto sin límites para perturbar de cualquier manera esa intimidad.

Podría ponerte muchos ejemplos pero voy a centrarme en dos: puedo dejarte mi teléfono, incluso si eres un desconocido que lo necesita en determinado momento, por tanto es normal que si eres mi pareja también puedas utilizarlo, pero, ser pareja no da derecho a inspeccionar cada detalle de ese móvil siempre quieras, ¿no crees?.

Como segundo ejemplo, nuestro cuerpo, al cabo del día muchas personas lo tocan, dar la mano, un beso al saludar, abrazos, ir al médico etc, y a tu pareja, a la que le sueles permitir un acceso amplio también puede tocarte, pero ser pareja no le da derecho a sexo (por ejemplo) siempre que quiera, es cuando existe un deseo mutuo, o al menos un consentimiento mutuo cuando debemos hacerlo ¿no crees?. Mi cuerpo es mío, el tuyo es tuyo y los compartimos siempre que ambos queramos, es lo lógico, ¿no?. Lo contrario es sin duda una violación.

Los celos son un capítulo aparte en el mundo de las relaciones de pareja, son esa sal que le da sabor, que condimenta las relaciones pero recuerda que los excesos no son buenos, y que nunca es tarde para decir, ¡basta! y poner límites, porque las relaciones de pareja deben ser un complemento emocional que nos ayude a ser mejores y más felices, no una jaula que nos perturbe y nos estrese, al menos esa es mi opinión, ¿cuál es la tuya?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

Sexo Sanador

Sexo Sanador

Ya sabemos que el sexo mejora nuestro humor, que es una explosión de hormonas positivas para nosotros y claro está, que es delicioso pero ¿alguna vez te lo habías planteado como un acto terapéutico? ¿Sabías que el sexo es muy beneficioso para la salud? Hoy te cuento todo lo que tienes que saber para disfrutar del Sexo Sanador.

Imagínate una actividad capaz de sanarte de la mayoría de los males de la vida moderna, que disminuya el estrés, la posibilidad de sufrir enfermedades del corazón, cáncer de próstata, vaginitis, combata la depresión, suba la autoestima, las defensas, todo esto dejándote con la piel más tersa, el cabello más sano, bajas de peso, mientras te sientes de mejor humor y mucho más. Ya puedes dejar de imaginarlo, porque ¡EXISTE! Y está al alcance de todos, es ¡EL SEXO!.

El sexo, es una actividad vital para la vida, nos permite reproducirnos y fortalecer nuestras relaciones humanas, que son la base de la sociedad… será por esto que nuestro organismo nos premia con tantas cosas positivas cuando lo consumamos, incentivando nuestro deseo (como si fuese necesario) y la necesidad de practicarlo.

Todos tenemos a disposición esta maravillosa herramienta vital, llena de salud y felicidad tanto para el cuerpo como para la mente, que será capaz de aliviar muchos de los males de la vida moderna, entre otros tantos, solo deberás practicarlo con regularidad y muchas ganas.

Males y Enfermedades que puedes mejorar con Sexo

Gracias al ejercicio que hacemos con el movimiento:

  • Quemamos Calorías, unas 150 en promedio por cada encuentro sexual, pero siempre podemos aumentar esa media, incrementado la complejidad, con diferentes posturas, velocidades, etc.
  • Disminuimos las posibilidades de sufrir enfermedades del corazón, gracias al ejercicio, el que hacemos con el cuerpo, como el que realiza el corazón por si solo con agitación típica gracias al clímax.
  • Mejoramos la estampa de nuestros genitales, gracias a que llevamos más riego sanguíneo hasta nuestros genitales, estos los agradecen mejorando su forma física y su imagen.
  • Irrigación sanguínea, lo que favorece a todo nuestro cuerpo pero que es más evidente en nuestra piel y cabello que se vuelve más suave y tersa, así como potenciando la actividad cerebral.

Gracias a la explosión hormonal:

Como sabes, antes, durante pero sobre todo después, nuestras hormonas se revolucionan con el acto sexual, y todo este maremagnun se traduce en nuestro cuerpo con recompensas como:

  • Analgésico, capaz de quitar el dolor de cabeza o menstrual, así como el malestar propio del resfriado.
  • Favorece todo nuestro sistema inmune, alejándonos de futuras enfermedades.
  • Mejora nuestro humor, gracias a la hormona de la felicidad
  • Alivia la ansiedad y el insomnio.
  • Incrementa nuestra longevidad, ya que induce la síntesis del colágeno, lo que se traduce en una piel más elástica y flexible.

Todo esto, bañado con la posibilidad de estar con el ser amado, y hablo de posibilidad porque ya sabemos que para el sexo no es necesario el amor, pero me reconocerás que es mejor cuando está presente, ya que trascendemos del placer físico para unificarlo con la satisfacción emocional, lo que hace aún más completa la experiencia. ¿Qué más se puede pedir?

Tenemos a nuestro alcance un verdadero botiquín sanador natural contra dolencias comunes que nos suelen llevar al consumo de sustancias químicas, cuando realmente todo lo que tenemos que hacer desplegar todas nuestras artes amatorias, pasárnoslo bien y vivir.

Aunque aún hay más, ya que también es una fuente de prevención de futuras enfermedades, como el cáncer de próstata, de mama y la vaginitis, ¿qué te parece?, te atreves a apuntar algún otro beneficio del sexo, pues no te cortes y cuéntamelo, como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

Amor Digital

Amor Digital

Tengo tiempo cautivada por los cambios sociales que pueden observarse en las relaciones amorosas de “la juventud”, tampoco es que sea demasiado “mayor” pero creo que puedo considerarme de la viaje escuela, amante de mi intimidad, del tacto, de lo analógico… quizás habrá que comenzar a disfrutar también del Amor Digital.

¡Qué bonito es el Amor!, ¿verdad?, una incesante variedad de hormonas, sensaciones, placeres y momentos que nos acercan a otro ser humano, que nos permiten ser felices, sentirnos plenos y compartir uno de los sentimientos más puros y bonitos, el amor.

Pero como cada uno es cómo es, existen muchas formas de vivir y disfrutar el amor, los compromisos y/o las relaciones, por ejemplo, a través de la luz de los “milenials”, esa generación que ha crecido con las nuevas tecnologías, podemos descubrir relaciones que solo funcionan a distancia (por internet), parejas asexuales, que no mantienen relaciones sexuales, o nuevas formas de sexualidad como los demisexuales.

En este época en la que publicar en Facebook que “tienes una relación con” o “eliminar” a una persona es más contundente socialmente que “solo vivirlo en analógico”, cuando intentas que el reflejo de tu vida digital sean aún mejor y más brillante de lo que realmente es, es comprensible que tus sentimiento acompañen esa parte de la vida, ¿no crees?

Por ejemplo, el sexo en la distancia a través de internet, con conocidos o desconocidos, a través de aplicaciones en las que puedes utilizar (o no) gadgets como nuestro apreciado onyx con el que se puede disfrutar de forma bidireccional o con las app de “we vibes” con lo que el disfrute de ambos pasa por el placer de controlar y ser controlado, ¿qué te parece?

La vida social, sexual y amorosa en el mundo digital, prácticamente está desbancando a la analógica, Phubbing o el sexting, son prácticas habituales para muchas parejas en la actualidad, posiblemente las hagas sin saberlo, y si aún “crees” que tú no sabes lo que son, no dejes de leer los artículos que hice al respecto.

Todo esto sin contar los comienzos de relaciones gracias a internet, solo basta con hacer una pequeña búsqueda para encontrar webs para ligar, encontrar pareja, ser infiel o cumplir cualquier fantasía sexual, pero también es ahí, en la red, donde mueren muchas relaciones, por celos o por incompatibilidades que se quedan al descubierto.

Quizás un dato interesante, lo podamos observar en un estudio recogido por la web, The Independent, indica que el 40,1 % de los británicos encuestados entre 18 y 33 años se va de viaje en función de cómo quedarán sus fotos en la red social, viene a decir que si un lugar no es lo suficientemente “instagrameable”, mejor ni nos acercamos…

Lo peor del asunto es que parece que “tienes” que adaptarte, porque ya no es solo lo social o sentimental, la vida laboral también tiene fuerte lazos con el mundo digital, buscar empleo, mantenerlo, incluso generarlo cada está más relacionado con las redes sociales digitales.

Nuestro mundo se vuelve digital, y sinceramente, creo que no pasa nada, que está bien, el problema como siempre está en esas personas que pierden el norte, el equilibrio, aquellos que esperan que escribir en las redes sociales que son felices y que sus vida son perfectas, haga que se les convierta en realidad o que cuando se sienten mal, solo por exponerlo, las cosas cambien.

Esto no es malo en sí mismo, sino que genera una frustración y una ira por parte de los afectados, que suele ser difícil de canalizar, ¿será de aquí que nacen los haters? Por si no te manejas con la jerga, te informo que los hater (odiadores, en su traducción literal del inglés) son esas personas o perfiles que odian y desprecian todo lo que pueden en internet, algunos por devoción y otros por oficio (ya que consiguen que les paguen por ello) consiguen sacar todo lo malo de aquello en lo que ponen el ojo.

Como puede ver, el tema digital es muy denso (y eso que esto no ha sido más que una atisbo de lo que hay), es todo un mundo por explorar, en el que puedes encontrar cosas realmente buenas que cambien tu vida en positivo pero también todo lo contrario, solo hace falta tener un poco de conocimiento y mucho, pero que mucho sentido común para tomar las mejores decisiones.

No sabemos a dónde iremos a parar, quizás llegue en ese día como en Demolition Man (película de ciencia ficción con Sandra Bullock y Sylvester Stallone) mantengamos relaciones sexuales solo a través de cascos de realidad virtual, pero no solo por gusto, sino por imposición legal, ya que el contacto físico esté penalizado… ¿Quién sabe? Solo el tiempo lo dirá, ¿no crees?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro viaje por los sentidos.

Mejora tu Vida Sexual solo Teniendo Esto

Mejora tu Vida Sexual solo Teniendo Esto

La buena vida sexual es como la salud, cuando la disfrutamos, prácticamente nos pasa desapercibida y cuando no la tenemos, lo sufrimos intensamente, pero siempre podemos hacer algunas cosas para disfrutar aún más plenamente de nuestra sexualidad, y como ejemplo un botón, porque seguro que nunca lo habías pensado pero verás cómo Mejora tu Vida Sexual solo Teniendo Esto.

Lo comentaba en el artículo anterior de Mi Primera Segunda Vez, ya que es algo que me preguntan con mucha frecuencia, sobre ese gran secreto que te llevará a la eterna felicidad en tu vida sexual, pero realmente no existe un Santo Grial sino un grupo de cosas que puedes hacer o sentir para llegar a disfrutar del equilibrio entre tu vida emocional y sexual.

Entre estas cosas podemos contar algunas que puedes hacer tu misma o buscar en tu interior pero hay otras que dependen del exterior, de tu red social (amigos, familia, pareja, hijos, etc), quizás sea porque realmente debemos buscar el equilibrio en toda nuestra vida, con lo que somos, damos y sentimos.

En este caso te hablo de tan solo 3  cosas muy sencillas a la par que valiosas y que todos deberíamos tener para mejorar nuestra vida sexual:

Amigos /as para hablar de sexo

De esas amigas o amigos de confianza, con los que es fácil y reconfortante hablar de cualquier tema, te ayudaran a mejorar tu vida sexual ya que:

  • Te ayudarán a naturalizar la práctica de hablar de sexo o de tus sentimientos.
  • Te llenaras de nuevas ideas al conocer también lo que esa o esas otras personas hacen en sus entornos.
  • Sabrás que tienes con quien hablar siempre que sea necesario.
  • Serás consiente que tienes apoyo si las cosas no salen como esperabas, si te rompen el corazón o con quién celebrar cuando las cosas salen bien.
  • Te atreverás a más, solo por el gusto de compartirlo con tus amigas.

Tiempo para ti

Tener tiempo para dedicarte, para hacerte tus tratamientos de belleza, autoerotizarte o simplemente para pensar, sobre todo cuando ya tienes familia, hijo y demás, es siempre un buen aliado a la hora de mejorar tu vida sexual, ya que da tiempo para relajarte y una mente calmada está más predispuesta para disfrutar del placer.

Otra variación de este paso es incluir a tu pareja para dedicarle tiempo a solas y de calidad, en el que podréis disfrutar tanto de la vida sexual en sí, como de momentos de complicidad y distracción que siempre son útiles a la hora de mantener la llama.

Compartir las labores del hogar y el cuidado de los hijos

Un estudio reciente llevado a cabo por el experto en sociología Daniel L. Carlson de la Universidad Estatal de Georgia (EE.UU.):

Revela que las parejas heterosexuales que comparten los deberes relacionados con el cuidado de los hijos tienen una vida sexual de mejor calidad y una mejor relación de pareja que aquellos que no lo hacen

Será por aquello de que encuentras más sexy a alguien que es tu igual, que te ayuda, además que es un símbolo de confianza y compenetración ver a una pareja capaz de compartir equilibradamente tanto los deberes como los derechos y porque si lo haces tú todo, al final del día es normal que estés agotada y hasta el MOÑO, incapaz de disfrutar de tu vida sexual, ¿verdad?.

Parte de encontrar el equilibrio en la vida requiere de tiempo, dedicación y justicia tanto para como para las personas que te rodean, para que puedas distinguir cuando dar y cuando pedir porque no podemos olvidar que nuestra vida sexual es parte del resto de nuestras vidas, así que nada mejor que mantener o buscar el equilibrio para poder disfrutar de todo lo más plenamente posible.

Estas 3 cositas con fáciles de conseguir pero difíciles de mantener, así que si eres de las afortunadas, disfrútalo y cuídalo, pero si estás en la búsqueda, ánimo, que hay luz al final del camino… como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestros próximos viajes por los sentidos.

El Placer del Poder

El Placer del Poder

No hay misterio en hablar sobre lo placentero que es ser poderoso, es algo que no se compra con dinero, tenemos que ganárnoslo, es sin duda un tema que guarda mucha relación con nuestra sexualidad, porque tener el poder en este plano, es revitalizante, erótico, sexual, cómo no iba a hablar de El Placer del Poder.

El poder, es tan embriagador que muy pronto descubrimos el placer que produce tenerlo, incluso desde niños, como cuando tus padres te preguntaban quién había hecho “eso” y tu sabias que tenías el “bienestar” de tu hermano en tus manos, porque tus padres se fiaban de tu opinión, esos breves instantes en los que todas las miradas estaban en ti, la de tus padres intrigados, la de tu hermano aterrado, porque sabía que no lo había hecho, la culpa era tuya, pero tú eras el encargado de decidir quién “pagaba la fiesta”.

Ese momento en el que descubrimos que valíamos más de lo que nos pensábamos, que tampoco hacía falta tanta historia, para ser feliz; cuando comprendes que el secreto de la felicidad es no tomarte nada demasiado en serio, que lo único que realmente necesitas es ser feliz y que la única dueña de esa pequeña prisión donde albergamos nuestras sonrisas somos nosotras mismas… Eso amigas, eso, es PODER.

También cuando descubres que eres la dueña de tus orgasmos y del placer de esa otra persona que te acompaña, que con un beso o un susurro consigas que su piel se revolucione, que le cambie la forma de mirar y que el poder de tus manos, tu boca y tu ser, sea el encargado de encender las entrañas de esa persona que hoy te llama amor.

En mi opinión, no sabemos de qué estamos hechos hasta que tenemos poder , esa sensación de saber quién vive o muere, quien gana o pierde, si un corazón se rompe o si nace una nueva relación, pero no solo el poder sobre los demás, también sobre nosotros mismos, el poder de elegir, de decidir, de amar, de sentir…

Es curioso, porque hace unos meses veía una serie sobre lesbianas, (muy buena por cierto, de la que hablaré otro día) y me di cuenta de muchos detalles que quizás le faltan a la típica relación hetero, relacionadas con el poder, con la posición, una vez más, no me refiero a nada material, sino al abordaje, por ejemplo, que se hacían entre ellas, o su forma de sentir.

Parecían tan honestas y calmadas en la forma de expresar sus sentimientos, aunque no siempre era sinónimo de mejores relaciones, pero sí que parecía cómo más natural, por ejemplo, a la hora de ligar, se decían, “me gustas, ¿te puedo besar?”, claro en un contexto algo más complejo, pero la cuestión es que eso, una simple pregunta otorga poder, el poder de decidir, ya no es el típico chico que después de invitarte a cenar se te lanza encima cómo un tigre a una gacela, sino es una persona respetando a otra y pidiendo permiso para entrar en su espacio personal.

Desmontando esos mitos de que las mujeres “no sabemos lo que queremos” o “que decimos que no, cuando queremos decir sí” porque lo cierto es que todos tenemos dudas, pero cuando algo realmente nos gusta, no nos ofende que nos lo pregunten y si el problema son las dudas, resulta que esperar hasta que la seguridad llegue a nuestro mundo, tampoco debería ser un problema ¿a qué no?.

PERO, como dicen los superhéroes, un gran poder, conlleva una gran responsabilidad, así que también debemos saber controlarlo, será por eso que hay quien prefiere cederlo, a la vida, a la pareja, a las circunstancias y dejarse llevar, esto cómo todo en la vida puede ser positivo siempre que no abusemos, tener el control sobre nuestra vida, sobre nuestro cuerpo, repercute en todo nuestro mundo y perderlo o cederlo, también.

Solo cuando nos conocemos a profundidad podremos hablar de verdadero poder, cuando sepamos de lo que somos capaces, descubrimos nuestros límites y aun así controlarlos, flexibilizarlos o superarlos si es necesario.

Es entonces cuando sabemos lo que nos gusta, lo que nos apasiona, nos enciende, nos estremece y sabemos que está en nuestras manos disfrutarlo, ya sea con nosotros mismo o con la pareja que tenga el placer de compartirlo con nosotras.

Nada tan sexy y tan imponente como alguien que se sabe dueño de sí mismo, que sabe lo que quiere y que va por ello (sin atropellar a nadie), esas personas que no necesitan estar a la moda, ni comprar nada en concreto y que son capaces NO de desnudarte con la mirada, sino de conseguir que tú misma quieras quitarte la ropa, eso es poder…

Como decía al comienzo, el poder no es algo que podamos comprar, tenemos que ganarlo, conquistarlo y con suerte, compartirlo, ¿no crees?. Y tú ¿A qué esperas? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

Ser o No Ser Amiga de tu Ex

Ser o No Ser Amiga de tu Ex

 

Todas las relaciones interpersonales son complicadas, entrelazar dos o más formas de pensar, de vivir y sentir, en un solo objetivo…. Compartir destino, ya es duro mantener las formas con esa persona a la que quieres, cuando las circunstancias son adversas, qué podemos pedirle a ese momento en el que decimos, “hasta aquí hemos llegado”, es por esto que perpetuar relaciones con esa persona que ahora es tu EX, puede ser un lío, y te dices… Ser o No Ser Amiga de tu Ex, he ahí el dilema.

Amiga de tu Ex en un Mundo Ideal

Este tema, como casi todo en esta vida depende de las circunstancias, que varían dependiendo de quién y cómo las viva, si antes eras amiga de ese que ahora es tu ex, sientes que verdaderamente todo como pareja ha terminado, que él tampoco siente ya nada por ti y que realmente va a ser provechoso para ambos continuar la amistad, ¡Adelante!, estas en el escenario perfecto para tener una amistad invaluable.

Alguien que posiblemente sea de las pocas personas en este mundo capaz de entender te incluso cuando no dices nada, capaz de aconsejarte sobre todos los aspectos de tu vida y con quien te sientas libre de hablar prácticamente de cualquier tema.

Amiga de tu Ex en un Mundo Normal

La cuestión es que por lo general, que se den todas estas variables, de forma tal que te permita mirar a la cara, a esa persona con la que simplemente has decidido no estar o que decidió ya no estar a tu lado, ya suele ser complicado, esto sin tener en cuenta toda la historia, todo el daño que se han hecho mutuamente en el proceso de separarse, todas las pequeñas discusiones a lo largo del tiempo, en fin… que puede ser muy difícil.

En todos los casos el factor tiempo ayuda mucho, dejar que el paso del tiempo cure esas heridas que ambos llevan a cuestas y permitir que ese afecto que no pretende nada físico sino emocional vuelva a formar parte de tu vida en forma de una buena amistad.

Aunque también es cierto que hay relaciones que por toxicas y dañinas, con las que es mejor mantener las distancias, personas que tú sabes que no vale la pena tenerles de amigos, pues a esos no les dediques ni un pensamiento que es mejor estar sola que mal acompañada.

Pero también hay muchos casos en los que sientes que serias capaz de olvidar la relación, lo bueno y lo malo que  hubo en pro de mantener a esa persona en tu vida, no en plan “premio de consolación” sino por el gusto de compartir una bella amistad porque sabes que en ese ámbito podrás llevarte mucho mejor que como pareja.

Lo complicado es dejar a un lado esa mochila que llevamos a cuestas con los sentimientos y los REsentimientos que nos lastran y claro está, encontrar el momento indicado para que no solo tu disfrutes de esa amistad pura y sana sino también esa persona, de eso trata la amistad de poder disfrutar ambos.

Ser o No Ser Amiga de tu Ex Según la Ciencia

Pero TEN CUIDADO, un estudio de la  Universidad de Oakland (Estados Unidos) ha determinado que esa amistad, incluso la cordialidad que mantenemos nuestros exes, esconde rasgos psicópatas que hablan de nuestro narcisismo, así como los ánimos maquiavélicos y manipuladores, ya que “solo” mantenemos esa relación para obtener algo a cambio, cómo flirteos, prestamos monetarios, sexo esporádico, compañía o empatía.

Otros autores también consideran que mantener una amistad con tu ex es malo ya que habla de nuestra incapacidad de cerrar etapas, de dejar esa relación atrás, pero yo discrepo, no sé tú, pero si yo conozco alguien cuyas exes solo pueden hablar mal de él (igual en el caso de ellas), que prefieren ni verles, me da que pensar… ¿Cómo será esta persona si todo lo que toca lo deja afectado negativamente?

En mi opinión, mantener al menos cordialidad con tus exes es positivo, la cuestión como siempre está en encontrar el equilibrio, porque si estás todos los días llamando a “tu amigo/EX”, o si aún vives con él, o si no te imaginas sin él, bueno… eso ya no cumple con esa primera premisa que planteaba, en la que ya los sentimientos amorosos se habían extinguido.

De hecho poder mantener una relación cordial, más allá de la simple apariencia habla sobre el perdón y esto es muy importante sobre todo para nosotros mismos, el tema está en encontrar la verdad en nuestro interior y descubrir qué es lo que realmente queremos de estas personas y determinar si esa nueva amistad es realmente sana o una sustitución de la antigua relación.

Las cosas de la mente y el corazón nunca son fáciles, pero siempre son una oportunidad de conocernos mejor, de saber lo que queremos, hacia donde vamos y cómo afrontarlo, ¿no crees?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

Siete Sencillos Consejos que Mejorarán tus Orgasmos

Siete Sencillos Consejos que Mejorarán tus Orgasmos

Como se suele decir, es mejor calidad que cantidad, aunque claro, es mejor aún si tenemos de ambos ¿verdad? Y aunque teóricamente podemos controlarlo todo en nuestra vida sexual, a menudo es bueno descubrir que no necesitamos ser estrellas del porno para conseguir mejorar la intensidad de nuestro clímax, solo tienes que seguir estos Siete Sencillos Consejos que Mejorarán tus Orgasmos

Hacer unos sencillos cambios en nuestras rutinas puede conseguir una mejora sustancial en nuestras relaciones de pareja, los encontrarás en El Lenguaje del Amor pero si lo que buscas es algo más carnal, como la intensidad de nuestros orgasmos, estos consejillos te gustarán, oficialmente me había planteado el artículo para mujeres pero lo cierto es que todos estos pasos puedes ser aplicados perfectamente por caballeros y también ayudarles con sus eyaculaciones, erecciones, entre otros.

Siete Sencillos Consejos que Mejorarán tus Orgasmos

Meditación

Los orgasmos, su control y fortaleza, tienen mucho que ver con nuestro poder de concentración y para mejorar esta habilidad es muy útil la meditación, además las estadísticas confirma que con tan solo 5 minutos de meditación al día no solo mejoraremos nuestra capacidad de concentrarnos, también nuestra memoria, incluso nuestras capacidades sensitivas.

La fórmula más sencilla y accesible de meditación (en mi opinión) es sentarte cómodamente, cerrar los ojos e “intentar” concentrarte en tu respiración durante el tiempo que puedas, más adelante te diré cómo puedes unificar dos de estos consejos en una sola actividad.

Estimulante

Para mejorar nuestras sensaciones, una opción rápida y eficiente es la utilización de algún estimulante, actualmente están muy de moda el consumo de pastillas que “ofrecen” estimularte para que estés más predispuesto, pero personalmente, sigo prefiriendo los productos tópicos y si son hechos con productos naturales como el Jardín Secreto para ellas y Dragón para ellos.

Estos productos actúan directamente en la irrigación de la sangre hasta nuestros genitales, consiguiendo sensibilizar la zona y por consiguiente, unos orgasmos más potentes.

Ejercicio

En líneas generales, hacer ejercicio de forma regular y moderada, siempre es saludable pero si lo que queremos es mejorar nuestras dotes amatorias lo que necesitamos es ejercitar una zona específica, el suelo pélvico.

Y aunque está normalmente extendido sus beneficios en mujeres, es importante recordar que para los caballeros también ejerce grandes beneficios, relacionados con el control del eyaculación, de la erección e incluso sobre la duración en la acción.

Normalmente se suele hablar del ejercicio del suelo pélvico a través del uso de las bolas chinas, pero oficialmente el movimiento que queremos realice el cuerpo es la tensión y relajación de la musculatura pélvica y lo más natural para ello es realizar los ejercicios de kegel, para los que no necesitamos ningún artilugio y son aptos para hombres y mujeres.

Y son estos los que puedes unificar con la meditación, ya que en vez de concentrarte en la respiración puedes concentrarte en el control de la musculatura pélvica, así meditarás mientras te ejercitas.

Más Sexo

La práctica hace al maestro, pero si ya has trabajado la concentración, encontrarás nuevas formas de sentir placer y de provocarlo, que muchas veces, con el paso de los años nos tomamos nuestra relaciones sexuales como una actividad más. Cuando es un momento mágico, lleno de matices que solo puedes experimentar cuando realmente estás en lo que estás.

Masturbación

Aunque para muchas personas esta sea una actividad de personas solitarias y/o solteros, realmente es muy natural y saludable, además de provee de algo muy importante para conseguir un buen sexo, conocimiento y control, ya que es el momento perfecto para probar y descubrir nuevos puntos de placer.

Reactiva la Imaginación

Esta es una actividad que se facilita cuando consigues concentrarte mejor,  pero también puede ayudar a centrarte, ya que sin imaginación no hay pasión, se extingue la creatividad, así que es vital que comiences a alimentarla, con lectura, películas, juegos, lo que quieras, que te ayude a volver a soñar, dormida, pero también despierta, ya que mientras soñamos también sentimos y esto estimula nuestros receptores y los prepara para la realidad.

Cuida tu Salud

Aunque sea un poco redundante, ya que sin buena salud no podemos hacer nada bien, es muy importante y digno de mención, ya que muchas enfermedades en lo primero que se ceban es en nuestro ánimo sexual.

Y hay muchas condiciones perfectamente evitables, como el sobre peso, que pueden conseguir que nuestro suelo pélvico se vuelva flácido, restringir nuestra movilidad y disminuir la autoestima, es solo un ejemplo, de lo que puede significar perder la salud.

Otro punto importante es la alimentación, recuerda incluir alimentos ricos en ácidos grasos naturales y en vitaminas o seguir esta Dieta para mejorar tus Orgasmos.

Dicen que todo está en la mente, pero el cuerpo también tiene su importancia, la cuestión, como siempre es encontrar el equilibrio, entre la salud, el cuerpo, la mente y la sexualidad, ¿no crees? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

Viernes 13, Mala Suerte en el Amor

Viernes 13, Mala Suerte en el Amor

 

En fechas cómo hoy, martes o viernes 13, muchos supersticiosos ponen sus barbas en remojo, y sacan a pasear todo su arsenal de “costumbres” que le ayudarán a mantenerse alejados de “la mala suerte”, y aunque para muchos, sea solo eso, superstición, aún consideramos esa idea de utilizar ciertas medidas para que no se vuelvan en nuestra contra los Viernes 13, Mala Suerte en el Amor.

La cuestión es, que desde mi punto de vista, las relaciones, en general, tienen poco de suerte, tienen más que ver con la forma en las que las abordamos, lo que somos, lo que queremos y bueno… un poquito de “ojo” para descubrir que nuestro interlocutor es la persona adecuada para el rol que queremos proponerle.

Pensando en aquello que podemos aportarle a nuestras relaciones y disfrutando de este maravilloso viernes 13, voy a compilar

6 hábitos que dan terror cuando quieres tener una relación sana:

1.- Miedo:

El miedo en general suele estropear todo lo que toca pero es bastante común, convivir en una relación con el miedo a que nos hagan daño, sobre todo mientras más edad tenemos y más daño nos han hecho, incluso suele pasar de ser la consecuencia de lo mucho que hemos sufrido a convertirse en la CAUSA de que nos vuelvan a dañar porque es tanto el miedo que finalmente nos convertimos en aquello de lo que huimos.

2.- Estrés:

Mantener una relación viva y feliz, requiere tiempo, dedicación y cariño, no exclusivamente pero si tienes que tener un mínimo de ello, y esto es muy complicado si llenamos nuestra vida de estrés, éste sin duda, es un motivo más que sólido para dejar a cualquiera, ya que es bastante habitual que las personas estresadas terminen pagando su frustración con la persona con la que más confianza tienen y que esto culmine por minar la relación.

3.- Celos:

¿Sin mucho más que decir verdad? ¡Que miedo dan!… Y aún así, hay quienes dicen que una “dosificación” de los celos ayudan a mantener una relación sana, pero personalmente creo que los celos no son más que miedo y recuerda que el miedo es el Lado Oscuro… ;-D

4.- Falta de Autocontrol:

Todos sufrimos en nuestro día a día momentos de mucho estrés, frustración y/o mal humor, aprender a controlarlo y superarlo es vital para mantener en pié cualquier relación, de hecho estos ataque de falta de control suelen ser la cuna de los malos tratos, así que ten cuidado.

5.- Malos Motivos:

A veces nos parece haber encontrado a la persona adecuada, pero queremos comenzar una relación por los motivos equivocados, celos, diversión, despecho, no querer estar sol@s, etc. Recuerda que lo que mal empieza, tiene muchas papeletas (o muchos números) para terminar mal. Finalmente acabas preguntándote, ¿será que esta persona también está conmigo por esto? Y esta es una duda que mina nuestra confianza y la relación.

6.- Autocomplacencia:

Bien definido en dos grandes grupos, los que prefieren mantenerse en una relación o una postura a falta de algo mejor, “porque te quieren aunque tú no quieras“, “porque será mucho trabajo una separación“, “porque ya no tienes edad para volver a empezar” y otras tantas, o la segunda, llenarte de motivos para convertirte en lo que “se supone que tienes que ser” aunque eso, no sea lo que tú quieres, cómo esas personas que miran de reojo una casa o un coche mejor pero se dicen a sí mismas que están mejor cómo están…

No te rindas, si de verdad lo deseas, seguro que encontrarás el camino para ser o estar exactamente cómo lo deseas.

Para evitar estas conductas nada como conocerte bien, para saber exactamente lo que quieres y cómo lo quieres o si lo prefieres, saber lo que NO quieres, (esto también es importante), tener paciencia, para esperar a que llegue esa persona especial que te querrá tal y cómo eres, sin miramientos ni subterfugios.

Y  finalmente, pero no menos importante, descubrir el poder del perdón, con el que podrás dejar atrás todo lo malo que te haya podido pasar y encontrar el camino para volver a empezar, con el corazón abierto y con los mejores deseos para el futuro, ya sea con tu pareja actual o con quien tú quieras.

Recuerda que lo importante es ser feliz, así que cuéntame, ¿eres supersticios@?, ¿días como hoy son “especiales” para ti? Y estas actitudes, ¿las tienes superadas? ¿Sueles tropezarte con alguna? Como siempre espero tus comentarios a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

La Magia del Perdón

La magia del perdón

Nos pasamos la vida pensando que todo lo que hacemos tiene una repercusión, un culpable y una víctima, de manera implacable pasamos de ser el triste receptor de un agravio para convertirnos en juez, jurado y verdugo de una sentencia que obliga al “pecador” a pagar todo aquello que consideremos oportuno, sin tan siquiera tener en cuenta La Magia del Perdón.

Es un tema recurrente en las relaciones humanas, incluidas las relaciones de pareja y no importa el tamaño del agravio,  en todos los casos pasamos por dos fases, la primera,  la rabia y/o indignación de haber descubierto el pastel, de sentirnos engañados, enfadados y victimas.

En la segunda descubrimos el poder, de infundir culpa, de la superioridad moral, de mantener en vilo al otro por conseguir nuestro perdón, a menudo ese poder nos embriaga y llegamos a convertirnos en verdaderos monstruos, llenos de resentimientos, dudas y conflictos, incapaces de dejar de pensar en el problema, machacando al agraviante, forzando la situación.

El perdón es una herramienta de vida no solo para quien agravia; también para el agraviado, ya que mientras mantenemos a esa otra persona en vilo, esperando a que demos nuestro veredicto de cómo puede hacer para finalmente enmendar su error, nosotros también estamos perdiendo algo muy importante para nosotros. La Paz.

La Diferencia entre Perdonar y Recaer

A menudo el conflicto que surge en nuestras cabezas es, ¿si perdono, volveré a caer? Y ciertamente es muy acertado, porque también muchos creen que disculpar un agravio es dar permiso a que vuelva a cometerse. Pero no.

En general siempre digo, que para jugar a cualquier juego es importante que los implicados conozcan bien las reglas de ese juego, puede parecer de sentido común, pero lo cierto es que no, entre otros motivos, porque las cosas no tienen por qué significar lo mismo para unos que para otros, pero las reglas previas SI, que son iguales para todos.

Y aunque amar o relacionarse no es un juego, plantear de antemano o a medida que se vayan requiriendo ciertas normas de convivencia son muy importantes, yo diría que necesarias en cualquier relación.

Por esto mi recomendación es, perdona, si quieres claro, pero deja bien clarito tu postura ante el tema, había pensado en poner algunos ejemplos pero lo cierto es que este “consejo” es aplicable a cualquier cosa.

Da igual que te pongan los cuernos, que se le olvide el aniversario o que se deje los calzoncillos abandonados en el salón, la potencia de tu enfado ante el agravio la defines tú, lo importante es encontrar la manera de liberarte de ese peso que conlleva estar enfadada o con la tensión de definir que es aquello que puede resarcir dicho “mal”, si es que crees que tiene solución, claro.

Siempre buscando alguna garantía de que no volverá ocurrir, porque se puede ser indulgente, querer vivir en paz y otra que vean la cara de idiota, ¿verdad?

El perdonar, en sí, se refiere a olvidar el dolor, a conjurar el agravio pero no tiene por qué estar directamente relacionado con continuar en la misma senda, es decir, si le prestas algo a alguien y te lo devuelve roto, puedes perdonarle, olvidar dicho objeto, pero no es necesario que vuelvas a prestarle nada si no quieres.

Autoperdonarse

Muchas veces con quien más enfadados nos quedamos es con nosotros mismos, ya sea por haber caído cómo tontos o por no saber qué hacer ante la situación, lo que me hace recordar lo que dicen los budistas, que aquello que más criticamos y lo que más nos enfada de los demás son nuestros propios errores.

Todo lo que te molesta de otros seres es solo una proyección de lo que no has resuelto de ti mismo.Buda

Cómo todo en el mundo budista, esto es bastante profundo y confuso, requiere una interpretación personal para darle sentido, así que no voy a quitarte mérito de desenmarañarlo. ;)

Así que encuentra la manera de perdonarte, de olvidar el tema, conservando el aprendizaje, ese es tuyo, te lo has ganado pero dejando atrás la pena, la rabia y el dolor. Ya sé que escribirlo es fácil y hacerlo es complicado, pero no es imposible, solo hay que hallar el modo.

La cuestión está en descubrir La Magia del Perdón, ya sea que necesites mandar a la mierda a quien sea o que decidas continuar creciendo en tu relación (la que sea), perdona, a ti y a los demás, que ya tendrás tiempo de crear distancias o barreras emocionales si son necesarias, pero tú,  no dejes pasar la oportunidad de sentirte bien, en paz y a gusto.

Que no hay nada como estar en paz con una misma, sentir que todo te resbala que realmente nada externo puede dañarte, solo aquello que permites que ocurra, tomar las riendas de tu felicidad. ¡Vive!. Para eso estamos ¿no? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

El Fin de la Monogamia

El Fin de la Monogamia

Aparentemente todas aquellas frases de autoayuda que vuelan por los aires desde los 60´s han dado sus frutos, poco a poco nos damos cuenta que tener una relación no es tener una propiedad, que la vida es corta y que a menudo, comer lentejas todos los días pasa factura, es por esto que las relaciones de pareja están cambiando, la pregunta es, si estas mutaciones supondrán El Fin de la Monogamia.

“Si de verdad le quieres, déjale libre”, “Si duele, no es amor”, “Haz que el amor valga la alegría, no la pena”, son frases que en sus diferentes versiones se repiten una y otra vez, quizás porque tienen sentido, son verdad y se adaptan a nuestra nueva naturaleza, saludable, liberal y avanzada.

Aunque para muchos esto represente una verdadera amenaza ya que sin duda este nuevo modelo representa más esfuerzo, ya no es solo “capturar” a la pareja que estará contigo hasta “que la muerte os separe” sino recordarle todos los días, que la vida es mejor junto a ti, que la relación, continua siendo especial, pero si ya no es así y le has echado un vistazo a estas 2 web que pueden cambiar tu vida sexual y no han dado resultado… tampoco pasa nada, hay muchas opciones que probar.

Actualmente las nuevas estructuras familiares y de pareja nos aportan diversidad, pero también ideas a la hora en que la equidistancia con tu pareja, llegue a tu vida, o incluso antes, es importante tener en cuenta estas alternativas válidas, a la históricamente normalizada formula familiar.

Madres y padres solteros, divorciados que vuelven hacer vida en común, parejas del mismo sexo, transgenero, entre otros, nos aportan perspectiva, una visión distinta a la que quizás teníamos en mente, pero esto no es todo, en nuestra sociedad están abriéndose camino, nuevas fórmulas para relacionarse en pareja.

La cuestión ya no tiene tanto que ver con la posesión del cuerpo, sino con el compartir los sentimientos, los afectos se catalogan no por lo que haces con ellos, sino por lo que sientes, así nacen estás tendencias.

Follamigos

Normalmente asociado a periodos de adaptación entre una relación y otra, consiste en tener sexo con un amigo, sin más connotaciones, sin perder la amistad. Quizás sea de lo más común o de lo más fácil de aceptar, ya que es un amigo, por lo general las emociones ya están sembradas con anterioridad y es más sencillo aislar “el calentón” de lo que es la relación amistosa que luego sobrevive en el tiempo.

Suele ser más fácil para los hombres, pero cada vez más mujeres, se adaptan a este tipo de relación sin compromiso.

Poliamorosos

También conocidos como los que están “juntos pero no revueltos” o “parejas abiertas”, es como una relación con un infiel pero sin el estrés, ya que es consentido, uno o los dos pueden estar también con quien quieran, siempre que la pareja principal se mantenga estable y que no se menosprecie, ni abochorne a la misma con una relación “extra”, sobre todo lo principal es que esas otras relaciones no se involucren los sentimientos.

Amores a Distancia

Gracias a las nuevas tecnologías, la globalización, incluso el romanticismo, han conseguido que este tipo de relaciones también estén tomando posiciones, de hecho hay quienes solo buscan este tipo de relación, ese toque romántico, platónico que es capaz de llenar de ilusión la vida de quienes la disfrutan, puede llegar a ser una relación física y carnal o mantenerse en ese halo de misticismo que aporta la distancia.

Swinger o intercambios de parejas

Ya habíamos hablado de ellos, pero por su uso cada vez más extendido, vuelve a estar entre nuestras líneas, no tienen desperdicio, todos los que prueban, repiten.

Triareja

Generalmente conformada en principio por una pareja tradicional, en la que al menos uno de sus miembros es bisexual. Consiste en incluir a una persona más a la pareja, que comparta la relación con sus deberes y derechos, manteniendo relaciones sexuales con uno o los dos miembros de la pareja principal. Es una relación estable, en la que por lo general, suele haber mucho equilibrio ya que siempre hay una persona haciendo de catalizador entre las otras dos.

¿Qué te parecen? Yo creo que la cuestión es encontrar tu sitio, ya sea de cerca o de lejos, entre amigos o conocidos, con sexo casual o habitual, pero que tú y tu pareja se encuentres a gusto, que a través de la comunicación y el respeto consigan el equilibrio que finalmente os hará felices, ¿no crees?

Ya me contarás si ya mantienes algunas de estas “nuevas relaciones”, si te lo estás pensando, o simplemente tu opinión al respecto, como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.