El Fin de la Monogamia

El Fin de la Monogamia

Aparentemente todas aquellas frases de autoayuda que vuelan por los aires desde los 60´s han dado sus frutos, poco a poco nos damos cuenta que tener una relación no es tener una propiedad, que la vida es corta y que a menudo, comer lentejas todos los días pasa factura, es por esto que las relaciones de pareja están cambiando, la pregunta es, si estas mutaciones supondrán El Fin de la Monogamia.

“Si de verdad le quieres, déjale libre”, “Si duele, no es amor”, “Haz que el amor valga la alegría, no la pena”, son frases que en sus diferentes versiones se repiten una y otra vez, quizás porque tienen sentido, son verdad y se adaptan a nuestra nueva naturaleza, saludable, liberal y avanzada.

Aunque para muchos esto represente una verdadera amenaza ya que sin duda este nuevo modelo representa más esfuerzo, ya no es solo “capturar” a la pareja que estará contigo hasta “que la muerte os separe” sino recordarle todos los días, que la vida es mejor junto a ti, que la relación, continua siendo especial, pero si ya no es así y le has echado un vistazo a estas 2 web que pueden cambiar tu vida sexual y no han dado resultado… tampoco pasa nada, hay muchas opciones que probar.

Actualmente las nuevas estructuras familiares y de pareja nos aportan diversidad, pero también ideas a la hora en que la equidistancia con tu pareja, llegue a tu vida, o incluso antes, es importante tener en cuenta estas alternativas válidas, a la históricamente normalizada formula familiar.

Madres y padres solteros, divorciados que vuelven hacer vida en común, parejas del mismo sexo, transgenero, entre otros, nos aportan perspectiva, una visión distinta a la que quizás teníamos en mente, pero esto no es todo, en nuestra sociedad están abriéndose camino, nuevas fórmulas para relacionarse en pareja.

La cuestión ya no tiene tanto que ver con la posesión del cuerpo, sino con el compartir los sentimientos, los afectos se catalogan no por lo que haces con ellos, sino por lo que sientes, así nacen estás tendencias.

Follamigos

Normalmente asociado a periodos de adaptación entre una relación y otra, consiste en tener sexo con un amigo, sin más connotaciones, sin perder la amistad. Quizás sea de lo más común o de lo más fácil de aceptar, ya que es un amigo, por lo general las emociones ya están sembradas con anterioridad y es más sencillo aislar “el calentón” de lo que es la relación amistosa que luego sobrevive en el tiempo.

Suele ser más fácil para los hombres, pero cada vez más mujeres, se adaptan a este tipo de relación sin compromiso.

Poliamorosos

También conocidos como los que están “juntos pero no revueltos” o “parejas abiertas”, es como una relación con un infiel pero sin el estrés, ya que es consentido, uno o los dos pueden estar también con quien quieran, siempre que la pareja principal se mantenga estable y que no se menosprecie, ni abochorne a la misma con una relación “extra”, sobre todo lo principal es que esas otras relaciones no se involucren los sentimientos.

Amores a Distancia

Gracias a las nuevas tecnologías, la globalización, incluso el romanticismo, han conseguido que este tipo de relaciones también estén tomando posiciones, de hecho hay quienes solo buscan este tipo de relación, ese toque romántico, platónico que es capaz de llenar de ilusión la vida de quienes la disfrutan, puede llegar a ser una relación física y carnal o mantenerse en ese halo de misticismo que aporta la distancia.

Swinger o intercambios de parejas

Ya habíamos hablado de ellos, pero por su uso cada vez más extendido, vuelve a estar entre nuestras líneas, no tienen desperdicio, todos los que prueban, repiten.

Triareja

Generalmente conformada en principio por una pareja tradicional, en la que al menos uno de sus miembros es bisexual. Consiste en incluir a una persona más a la pareja, que comparta la relación con sus deberes y derechos, manteniendo relaciones sexuales con uno o los dos miembros de la pareja principal. Es una relación estable, en la que por lo general, suele haber mucho equilibrio ya que siempre hay una persona haciendo de catalizador entre las otras dos.

¿Qué te parecen? Yo creo que la cuestión es encontrar tu sitio, ya sea de cerca o de lejos, entre amigos o conocidos, con sexo casual o habitual, pero que tú y tu pareja se encuentres a gusto, que a través de la comunicación y el respeto consigan el equilibrio que finalmente os hará felices, ¿no crees?

Ya me contarás si ya mantienes algunas de estas “nuevas relaciones”, si te lo estás pensando, o simplemente tu opinión al respecto, como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.