Apúntate a la Sororidad

Apúntate a la Sororidad

No se tu, pero a mi me gustan las ideas que nos muestran formas de encontrarnos en vez de dividirnos por pequeñeces, no sé, supongo que será mi naturaleza que me demuestra que mientras más somos, nos volvemos capaces de conseguir cosas maravillosas, por eso cuando escuché este término y me empapé un poco en su significado he pensado… ¡Es la hora, Apúntate a la Sororidad!

Aunque reconozco que durante muchísimos años sentí que no encajaba con facilidad en conversaciones y congregaciones de mujeres, con el paso del tiempo comprendí que quizás no estaba buscando de forma adecuada, y que tal como hay tantas mujeres con las que no congenio, también hay hombres con los que no me llevo bien, pero para mi satisfacción, también he podido encontrar un puñado de gente maravillosa (hombres y mujeres) con los que me llevo fenomenal.

La cuestión es que en líneas generales nunca he pensado que debamos dar la razón o avalar moralmente a nadie solo por complacencia social, es decir, como que si soy mujer y escucho a otra decir alguna locura con la que no estoy de acuerdo, no tengo por qué apoyarle sin más, o con cualquier otra persona solo por ser mi amigo, vecino, familiar o cualquier otros motivo de empatía, aunque ahora reconozco que da gusto recibir un poco de apoyo, aunque sea para demostrar afecto, ¿no crees?.

Esto es algo muy personal, pero sin duda da gusto sentirse parte de algo como cuando ves esas películas con chicos en las fraternidades en las que siendo muchas personas actúan como uno solo o como el subidón que te entra cuando eres hincha de algún deporte, vas al campo y puedes notar que medio campo está contigo… ¡Una maravilla!.

Pareciese que es algo que se les da muy bien a los hombres, aquello de sentirse parte de algo o alguien y querer darlo todo por ello, pero es que si lo piensas las mujeres crecemos con ese sentimiento de competencia solo contra otras mujeres, que si es más guapa, que si es más lista o que tiene el novio más guapo, chorradas que vemos continuamente en todos los referentes sociales, que inevitablemente van dejando huella en nuestro carácter.

Y te preguntas pero ¿Por qué?, por qué tenemos odiarnos entre mujeres, competir, cuando es mejor unirnos y luchar por objetivos conjuntos, pues ciertamente hay quienes lo atribuyen a “nuestra forma de ser” o “nuestra genética” pero también hay quienes afirman que esto no es más que otra treta del patriarcado para impulsar aquello del “divide y vencerás”.

A mi modo de ver las cosas, está claro que hay un componente social que nos impulsa a ser más compresivas con los hombres que con otras mujeres, así como cuando nos metemos con el peinado de “La Merkel” pero nos “encandila” las “maneras desaliñadas” del “Iglesias”, raro ¿no?.

Aunque hay luz en camino pues las nuevas generaciones de mujeres ya no son como solían describirnos a las mujeres, sumisas, emotivas, conflictivas y demás “características” “típicas de las mujeres”, porque les estamos inculcando en igualdad.

Lo importante es que sin necesidad de nominar enemigos reales o ficticios, ahora tenemos una maravillosa oportunidad de actuar, de ¡Unirnos! Pero no en “fraternidad” sino en “Sororidad” y esto ¿cómo se come?, pues te lo cuento.

Qué es la Sororidad

Según mujerpalabra.net:

La palabra sororidad se deriva de la hermandad entre mujeres, el percibirse como iguales que pueden aliarse, compartir y, sobre todo, cambiar su realidad debido a que todas, de diversas maneras, hemos experimentado la opresión. De acuerdo con Marcela Lagarde, en un texto sobre cultura feminista, las francesas, como Gisele Halimi, llaman a esta nueva relación entre las mujeres sororité, del latín sor, cuyo significado es hermana. Las italianas dicen sororitá, y las feminista de habla inglesa la llaman sisterhood

Así que ahora tenemos la oportunidad de unirnos, solo por el hecho de ser mujeres (bueno y antes también), y tú me dirás, “y ahora que hacemos con la típica señora que odia el aborto, el sexo y las libertades femeninas, también con ella debemos sororizarnos”… bueno… pues yo diría que sí, seguro que hasta con esta señora tenemos cosas en común y siempre es mejor hablar de las cosas que nos unen que de las que nos separan, ¿no crees?.

Aunque en resumidas cuentas la idea no es eliminar la competitividad, ya que eso nos hace fuertes, sino tratar de ser menos quisquillosas con otras mujeres, personalmente te dejo una idea que me está funcionando genial, piensa un poco si ese comentario que le vas a hacer a tu amiga o esa mujer en la parada del bus, se la harías a un chico, te aseguro que nos libraremos de “muchas”… como meternos con el atuendo, el peinado, el maquillaje, el peso y otras frivolidades, de esa maravillosa mujer que tenemos el gusto de conocer, aunque si practicas mucho este ejercicio notarás que poco a poco podrás escapar de muchos jardines en los que nos metemos sin necesidad, ¡créeme!. Y eso también es Sororidad.

Por qué tenemos que exigirnos más a nosotras mismas, de lo que le exigimos a los chicos, eso no es solo una falta de sororidad sino también de igual, así que piénsalo y a partir de ahora ¡Sororízate!.

Puede ser un muy peliagudo, esto de unificarnos entre mujeres pero cada día es más normal, así que no nos queda otra que adaptarnos y sororizarnos, seguro que nos  ayuda a ser mejores y más fuertes, ¿no crees?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

3 Formas de Disfrutar del Sexo Sin Penetración

Formas de Disfrutar del Sexo Sin Penetración

Muchas pueden ser las motivaciones para mantener relaciones sexuales sin la necesidad de penetrar vagina o ano con el pene, aunque aún continua siendo poco frecuente por esa creencia de que “si no hay penetración, no es sexo”, realmente nada más lejos de la verdad, por esto hoy te traigo 3 Formas de Disfrutar del Sexo Sin Penetración.

Quizás los motivos más comunes para Disfrutar del Sexo Sin Penetración, sean problemas físicos tanto de hombres como de mujeres, como disfunciones eréctiles, vaginitis, operaciones recientes, etc, pero no son los único, también resulta una opción interesante para personas que desean mantener su virginidad, de un verdadero sexo seguro o de novedades en su vida sexual.

Cada vez son más, las personas que por deseos propio disfrutan de esta forma de su sexualidad, será porque aporta beneficios a tu relación de pareja que seguro desconoces, seguro que lo ves de otra forma cuando las descubras.

Hace mucho que el sexo dejó de ser solo la penetración de una vagina por un pene, de hecho, oficialmente “el sexo es un conjunto de actividades y comportamientos relacionados con el placer sexual”, entonces, por qué reducirlo solo a una de las tantas cosas que podemos hacer, ¿no crees?.

3 Formas de Disfrutar del Sexo Sin Penetración

Petting

Es una técnica sexual que está disfrutando un resurgir entre muchas parejas, consiste en tocar, acariciar, besar a tu pareja, pero siempre sin llegar a la penetración de ninguna manera, es decir, ni con el pene, ni juguetes, ni dedos, ni nada, solo tocamientos externos.

Los amantes del petting pueden disfrutar de orgasmos maravillosos sin riesgos de embarazo y por lo general, con muy pocas posibilidades de transmisión de enfermedades sexuales ya que se hacen muy poco intercambios de fluidos, solo de saliva a través de los besos y poco más.

De hecho los puristas de esta técnica le describen como hacer el amor con la ropa, para ello solo necesitas un poco de imaginación y deseo de compartir con tu pareja experiencias más allá de la penetración y los genitales.

Estimulación manual mutua

Para esta técnica podemos hacer todo lo que está incluido en el petting pero le sumamos el poder tocar y jugar con los genitales, ya sea que cada uno disfrute del propio, en compañía de su pareja o bien pueden intercambiarse los placeres, también pueden incluirse penetraciones con los dedos o juguetes eróticos, todo lo que haga falta para alcanzar esos maravillosos orgasmos.

Juguetes Eróticos

Sexo a Distancia

Quizás sea la formula sexual más segura, aunque su eficacia puede variar dependiendo de la implicación de los participantes, ya que para este tipo de sexo necesitaríamos de nuestros aliados tecnológicos, tales como el teléfono, video chats, email, juguetes eróticos que puedan usarse a distancia, entre otros, con los que podamos enviar desde frases o textos encendidos, así imágenes o sensaciones con consigan estimular a tu pareja.

Quizás puedes verlo como una variación del sexting, que es el arte de enviar un selfie erótico, cuya finalidad no sea solo estimular para luego centrarte en algo más, sino que este se convierta en el plato principal de una velada erótica.

Beneficios de Disfrutar del Sexo Sin Penetración

Aunque no te lo creas, este tipo de acciones ofrecen grandes beneficios a la pareja, entre ellos voy a dejarte los 3 más importantes:

Mejora el conocimiento mutuo de la sexualidad

Ver como tu pareja disfruta de su sexualidad, sin duda te ayudará a descubrir mucho más sobre él o ella, ya que nadie puede ni debe conocer mejor lo que nos gusta en el sexo que nosotros mismos, pero utilizar estas 3 Formas de Disfrutar del Sexo Sin Penetración, pueden darte nuevas pistas y te ayudarán a redescubrir no solo nuevas cosas que puedan estimularte a ti, sino también a tu pareja.

Salir de la Rutina

Sobre todo en relaciones de larga duración, pero también puede ser una forma de introducirse a la sexualidad, de una forma segura y gradual, que te ayudará a mejorar tu experiencia.

Lo que es válido también para parejas consolidadas ya que nunca es tarde para redescubrir todo aquello que nos hemos estado perdiendo, y es sin duda una buena idea ya que tristemente la causa más común de las rupturas amorosas tienen que ver con el aburrimiento sexual en la pareja.

Mejora la comunicación y la complicidad en la pareja

No cabe duda que necesitas tener mucha confianza para masturbarte frente a tu pareja o enviarle textos o imágenes subiditas de tono, pero además descubrirás que mantener este tipo de relaciones te ayuda a reactivar tu imaginación, haciéndote sentir más sexy, mientras que tu pareja se sentirá más cómplice a tu lado, ¿qué te parece?.

Todo beneficios, ¿no crees?, pues a  qué esperas, sumérgete en las novedades y la sensualidad de Disfrutar del Sexo Sin Penetración, ¿se te ocurren otras opciones de sexo sin penetración? ¿Qué te parecen estas? ¿Las has probado?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestros próximos viajes por los sentidos.

Dónde debemos poner el límite a los Celos

Dónde debemos poner el límite a los Celos

Aunque para muchos los celos son parte intrínseca del amor, una consecuencia inevitable de estar en pareja y que por tanto hay que tolerar y/o hacer lo que sea en nombre del amor, no puedo evitar plantearme Dónde debemos poner el límite a los Celos o si realmente debemos ser capaces de aguantarlo todo en nombre de eso que llamamos amor.

Hablar de emociones siempre es un terreno pantanoso, porque cada uno tiene su visión de cómo deben ser, cómo sentirlos y expresarlos, pero creo que hay un límite claro que podemos trazar sin sentirnos culpables por hacerle daño a esa otra persona que queremos.

Está claro que los celos son inseguridad, ese tipo de alarma que te dice que debes hacer cosas para no perder al ser amado, pero ser demasiado celosos suele ser contraproducente, por tanto es necesario un poco de autocontrol en este sentido y entender que el único comportamiento que podemos dominar y controlar es el nuestro, y que con la persona amada solo podemos portarnos bien y demostrarle nuestro afecto esperando que esto sea suficiente para que quieran estar con nosotros.

No hay fórmulas mágicas, ni violencia, ni jueguecitos psicológicos que valgan para que otra persona nos quiera, cuando buscamos el amor verdadero.

Y es un tema controvertido porque hay una fina línea que separa actos considerados románticos de actitudes siniestras, del estilo de: “cariño te espero para que no tengas que volver sola a casa” o “te acecho para ver con quién andas” que son dos versiones de la misma acción “la de acompañar a tu pareja a casa” a las que solo les separa “la intención” y que generalmente comienzan siempre desde ese matiz bonito y romántico.

Es tristemente típico, escuchar en parejas jóvenes, comentar, “ay, préstame tu móvil un momento que me he quedado sin batería” que con el tiempo se vuelve “déjame ver tu teléfono móvil, al fin y cabo no tienes nada que ocultar” y finalmente se convierte en una “inspección rutinaria” de la intimada de la pareja, mientras se observa de una forma “normal o natural”.

Pero no tiene por qué ser una realidad para todo el mundo, hay quién es feliz con los celos, incluso hay parejas para las que actitudes de celos constantes, son consideradas necesarias, entonces, Dónde debemos poner el límite a los Celos, en mi opinión es muy sencillo, el límite debe ser la salud emocional de la persona que “recibe” esos celos.

Es decir, si con frecuencia mi pareja me pide el móvil o quiere saber dónde o con quién estoy (entre otras tantas fórmulas de celos) y sus preguntas me causan estrés en el sentido “a ver qué le digo o qué hago para que no se enfade” o si sientes que constantemente te asechan, controlan, vigilan o que tienes que estar justificando tus actos, da igual lo diga él o ella, debes hablarlo y poner unos límites claros.

Porque los celos son un monstruo que se alimenta día a día, y si las personas que los sienten no les ponen freno deben hacerlo sus parejas, haciéndoles ver que todos, aun teniendo pareja debemos tener, incluso necesitamos nuestro espacio vital, nuestra intimidad y conseguir que entiendan que no es que ocultemos cosas, sino que no tenemos por qué vivir justificando nuestra virtud.

Personalmente creo que hay momentos y elementos, que forman parte de nuestra intimidad, un diario (para quien lo lleve), los dispositivos electrónicos (porque la gran cantidad de información personal), nuestras estancias en el baño, nuestro sexo, entre otros, son momentos y elementos críticos en la intimidad de las personas, entre otros tantos y ser pareja no debería ser un boleto sin límites para perturbar de cualquier manera esa intimidad.

Podría ponerte muchos ejemplos pero voy a centrarme en dos: puedo dejarte mi teléfono, incluso si eres un desconocido que lo necesita en determinado momento, por tanto es normal que si eres mi pareja también puedas utilizarlo, pero, ser pareja no da derecho a inspeccionar cada detalle de ese móvil siempre quieras, ¿no crees?.

Como segundo ejemplo, nuestro cuerpo, al cabo del día muchas personas lo tocan, dar la mano, un beso al saludar, abrazos, ir al médico etc, y a tu pareja, a la que le sueles permitir un acceso amplio también puede tocarte, pero ser pareja no le da derecho a sexo (por ejemplo) siempre que quiera, es cuando existe un deseo mutuo, o al menos un consentimiento mutuo cuando debemos hacerlo ¿no crees?. Mi cuerpo es mío, el tuyo es tuyo y los compartimos siempre que ambos queramos, es lo lógico, ¿no?. Lo contrario es sin duda una violación.

Los celos son un capítulo aparte en el mundo de las relaciones de pareja, son esa sal que le da sabor, que condimenta las relaciones pero recuerda que los excesos no son buenos, y que nunca es tarde para decir, ¡basta! y poner límites, porque las relaciones de pareja deben ser un complemento emocional que nos ayude a ser mejores y más felices, no una jaula que nos perturbe y nos estrese, al menos esa es mi opinión, ¿cuál es la tuya?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

Cosas que puedes aprender para mejorar tu vida sexual

Cosas que puedes aprender para mejorar tu vida sexual

Después de plantearme los 10 mandamientos del buen sexo, algunas personas me ha preguntado sobre el mandamiento número 10, ¿qué se puede aprender para tener mejor sexo? ¿no es una habilidad innata? ¿qué tanto podría cambiar nuestra vida sexual? Estas y otras tantas que agradezco me hayáis hecho llegar, de donde nacen estas 7 Cosas que puedes aprender para mejorar tu vida sexual.

La verdad es que esa imagen de la copula con la que se relaciona cualquier animal, suele resultar eficiente para la procreación pero a la larga bastante tedioso como herramienta de comunicación y distracción, por esto, nunca viene mal un poco de adiestramiento en cuanto a quehaceres amatorios para mantenernos al día, interesados y siempre felices. Espero que sean de tu interés.

3 Cosas que las Mujeres podemos aprender para mejorar tu vida sexual

Multiorgamos:

Aunque a la mayoría de nosotras nos parece como un cuento de Disney… muy bonito pero falso, la verdad es que a algunas afortunadas les viene de fábrica pero todas tenemos lo necesario para aprender a disfrutar de varios orgasmos al mismo tiempo o seguidos como vagones de tren, solo debemos estudiar, entrenar y practicar.

1.- Estudiar, los beneficios de entrenar el suelo pélvico y como podemos hacer para disfrutar con más de un punto de placer es decir, si eres clitoriana, aprender a disfrutar con el punto g, con el sexo anal o cualquier otro tipo de estimulación que prefieras.

2.- Entrenar el suelo pélvico, con el uso de bolas chinas o simplemente con los ejercicios de kegel y masturbarte para conseguir todos esos orgasmos con los nuevos puntos de estimulación.

3.- Practicar: ya que como todo lo que vale la pena en esta vida, lo perfeccionamos con la práctica, así que consigue una pareja que quiera seguirte el ritmo y ponte al rollo, que la práctica hace al maestro.

Eyacular

Sobre esto tienes un artículo entero, Squirting o Eyaculación Femenina, pero puedo adelantarte que deberás aprender a disfrutar del punto “G”, todos sus entresijos y recovecos, para entonces redescubrir tus capacidades y darle rienda suelta a la eyaculación femenina.

Disfrutar del sexo anal

Cada vez más disfrutado, es una herramienta más del placer y no me refiero al masculino sino al femenino, para lo que tendrás que leer, aprender e iniciarte poco a poco y con mucha paciencia hasta descubrir todos los orgasmos que este punto tiene para ti.

3 Cosas que las Hombres pueden aprender para mejorar tu vida sexual

Aun se suele creer que son los hombres los más predispuestos “genéticamente” al sexo, a disfrutarlo y proveerlo pero la realidad es que ya no es así, es más común de lo que se cree encontrar a hombres que solo prefieren el misionero con tal de no complicarse demasiado el mundo, otros tantos que se creen que ya son unos ases cuando realmente “tienen mucho que aprender” y claro está, también hay muchos dispuestos a hacer lo que hay que hacer.

Seas el tipo de hombre que sea, por favor, dedícale un tiempo estas 3 cositas:

Orgasmos secos

A priori podría parecer poca cosa ya que la cultura popular y sobre todo el porno, nos han inculcado que el semen es el centro del sexo con hombres pero la experiencia nos dice que no es así, un orgasmo seco es el primer paso para el multiorgasmo, así que puedes verlo como una oportunidad de disfrutar y hacer disfrutar más.

Para alcanzarlo deberás entrenar mucho tu suelo pélvico y mi recomendación es consigas algún buen mentor en sexo tántrico, porque es más fácil alcanzarlo teniendo técnica, ya que requiere ayudarte de la respiración, la concentración y  el control de tu musculatura pélvica.

Imagínate poder disfrutar de los placeres de un orgasmo completo pero sin necesitar tiempo de refacción, poder continuar todo el tiempo que desees, y dejar la eyaculación para el momento que consideres más oportuno.

Multiorgasmos

Los orgasmos múltiples en caballeros son una consecuencia lógica del orgasmo seco, ya que podrías alcanzar uno o varios secos, seguidos del eyaculatorio.

Usar un vibrador

También es cada vez más común pero aún hay mucha reticencia masculina a incluir juguetes eróticos durante el sexo por considerarlo “competencia”, así que sacúdete las antiguas creencias, visualiza a un vibrador como aliado y promueve la variedad, ya que estos maravillosos juguetes podrían ayudarte a adelantar trabajo o alcanzar estimular eficientemente más de un punto de placer a tu pareja.

Algo que todos podemos aprender para mejorar nuestra vida sexual

Controlar el suelo pélvico

Dicen los entendidos del control pélvico que podemos convertir el interior de nuestra vagina en una mano, capaz de articular cada uno de sus dedos por separado y presionar tan fuerte como para romper cosas si lo queremos, solo debemos entrenar, de esto ya he hablado bastante pero si no lo has visto te dejo los enlaces a la serie sobre el suelo pélvico.

Por su parte, los hombres, serán capaces de dominar su eyaculación, conseguir los orgasmos secos, multiorgasmos, mejorar su salud sexual y urinaria, es una maravilla que todos debemos tener en cuenta.

Para todas estas experiencia puedes encontrar maravillosos autores que a través de sus páginas te guíen en el camino, pero también maestros avezados capaces de mostrarte in situ qué y cómo hacerlo, solo necesitas tener ganas y disposición para ello, ¿no crees?, como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

La Desdicha de los Guapos

La Desdicha de los Guapos

Independientemente de nuestras preferencias personales, todos sabemos reconocer la belleza en ciertos cánones físicos, algunos impuestos, otros tangibles ante cualquier ojo inexperto pero será verdad aquello de que la suerte del feo, el guapo la desea, hoy te traigo un pequeño estudio que demuestra aquello que la sabiduría popular ya refiere desde hace mucho, hablamos sobre La Desdicha de los Guapos.

No sé a ti, pero creo que solo hace falta darle un vistazo a las redes sociales pero darse cuenta que todas aquellas personas atractivas que conocemos son las que cuentan con una vida amorosa más cambiante, pero claro, como en las redes todo lo hacemos parecer bonito, puede parecer que son solo decisiones de los guapos, que están fuera de nuestro entendimiento… y si no fuese así… y si lo que ocurre es que gracias a su “guapura” les cuesta más mantener relaciones estables ¿Te lo habías planteado alguna vez?

Quizás este articulo pueda darte un poco de luz al respecto ya que el estudio en cuestión se hizo en la Universidad de Harvard y afirma que las personas físicamente atractivas tienden a tener relaciones menos duraderas que la media, ya que esa belleza les ofrece más opciones a la hora de conseguir otra relación, lo que hace que sea innecesario proteger la actual.

Este estudio que se realizó analizando los resultados de 4 estudios diferentes, en los que se tuvo en cuenta tanto información documental como experimental.

Tras un análisis “lo más objetivo” posible de anuarios de los años 70 y 80, en los que se extrajeron como objeto de estudio a los más guapos, se investigó sobre su estado sentimental actual a través de las diferentes redes sociales y se observó que en la actualidad estaban “en su gran mayoría” solteros o divorciados.

Para el segundo se utilizó información de la actualidad, observando que el patrón continuaba cuando se analizaban diferentes personalidades de la farándula con edades alrededor de los 30 años, obteniendo los mismos resultados.

Para el tercer estudio se estudiaron 130 personas, la mitad mantenían relaciones estables y la otra no, todos debían evaluar la belleza de personas del sexo opuesto, con lo que concluyeron que las personas solteras cuentan con lo que podríamos describir como un radar más sensible para encontrar y juzgar la belleza de otras personas que aquellos que tenía una pareja estable.

Básicamente es la explicación de por qué las persona casadas, parecen estar más despistados para avistar personas guapas o no te a pasado que estás con tu amiga casada y le dices “has visto aquel buenorro” y por lo general la respuesta es “¿cuál?”, esto se debe al conocido como sesgo protector, que es como una especie de ceguera selectiva que te mantiene alejado de la tentación, sesgo con el que no cuentan los solteros, pero tampoco los guapos, quienes parece que siempre están a la caza de nuevos horizontes.

El último estudio analizaba la autopercepción de nuestra belleza, para ello debía evaluarse tras haber visto un grupo de foto extraídas aleatoriamente de google, pero los resultados variaban entre las personas a la que les mostraban las fotos encontradas en “personas atractivas” o “personas poco agraciadas”.

Este estudio determinó un par de cosas interesantes,  como que si estás rodeado de personas menos agraciadas que tú, te sentirás más guapa que de costumbre, o viceversa y una vez has fijada tu “identidad” por así llamarlo, tenderás a calificar a personas del sexo opuesto con mayor o menor dureza, la segunda es que si no nos sentimos a gusto con nuestra imagen nos será más difícil conquistar a una persona guapa.

Finalmente, entre las conclusiones de los científicos, afirman que a las personas guapas les es más complejo mantener relaciones a largo plazo, ya que al tener más opciones, les es más difícil enfrentarse a las diferentes amenazas que pueden afectar una relación sin pensar que es más fácil comenzar una nueva.

Puede que estés en el grupo de los menos agraciados y ahora estás sintiendo ese airecito que entra cuando sabes que no todo es color de rosa para los “perfectos” pero te tengo malas noticias, porque aunque las relaciones de los guapos no estén hechas para durar, al parecer ellos tampoco asumen una ruptura como el resto, ya que al tener mucho donde escoger, suelen superar las rupturas con mayor facilidad.

Además, también está más que documentado el llamado “plus de la belleza” que es un fenómeno que explica el por qué las personas más bellas no solo tienen más atención del resto sino que además consiguen ganar más dinero que la media y  ascienden con mayor facilidad en el trabajo.

La verdadera buena noticia es que entre los “bellos” también podemos incluir a los “atractivos” y está ultima es una cualidad que se aprende, se cultiva y todos podemos hacerlo, solo necesitamos creer en nosotros mismos, ¿qué te parece? ¿Te consideras en el grupo de las guapas o de las “majas”?  ¿Crees que este estudio se adapta a tu realidad? ¿Conoces algún guapo con poca suerte en el amor?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

Dios es Amor

Dios es Amor

Estamos en plena Semana Santa y para muchos es momento de recogimiento, en las que muchas religiones, entre ellas la católica, disfrutan del momento álgido del sentimiento religiosos, la buena noticia es que para regocijo de muchos, cada vez son más los que consideran que aunque sean unas fechas de oración y meditación, no tienen por qué estar reñido con una vida sexual plena y feliz, ya que al fin y al cabo Dios es Amor, ¿no?.

Sin ánimo de entrar en una polémica religiosa, cada uno tiene derecho a disfrutar de estas fechas como considere oportuno, ya hablaba hace algunos artículos atrás, sobre el ayuno sexual, que puede ser una muy buena opción, ya que resulta muy favorecedor para muchas parejas.

También puedes aprovechar para compartir un poco contigo mismo, redescubrirte, o compartir con la familia, pero si lo que prefieres es utilizar estos días “libres” en disfrutar de tu vida sexual a tope, pues hazlo, al fin y al cabo, el sexo también es una expresión de amor y Dios es Amor.

Si quieres algunas ideas para disfrutar de una Semana Santa llena de mucho amor, ten en cuenta los siguientes consejos:

Reflexión:

Es una propuesta incluso bíblica, pero adaptada a lo que nos atañe, puedes dedicarte un tiempo a descubrir cómo te sientes con tu vida sexual y amorosa actual, y cómo puedes hacer para mejorarla, ¿una escapada romántica? ¿Una charla concienzuda? ¿Dedicarle más tiempo de calidad a tu pareja? ¿Disfrutar con nuevas experiencias? Lo que se te ocurra, todo con tal de mejorar, y espacio para la mejora siempre hay, solo tenemos que dedicarle el tiempo que merece.

Date tiempo de enamorarte de ti mismo, puede parecer un poco egoísta pero realmente es lo primero que debemos hacer antes de pensar en los demás, solventar nuestros dilemas, los complejos personales, descubrir todo lo bueno que tenemos para ofrecer y separarlo de nuestro lado oscuro para poder dar sentimientos y acciones de calidad.

Preliminares:

Ya que para muchos, el sentimiento religioso es incompatible con la pasión, es valioso recordar que ser romántico, no  necesariamente quiere decir, llegar al ámbito sexual, a menudo un beso, unas palabras de complicidad, miradas, carisias, etc, pueden ser un buen aliciente para una pareja que se quiere y una buena estrategia para ir más allá, si eso es lo que prefieres.

Comunicación:

Es realmente muy valioso en cualquier ámbito de la vida, pero ya que estamos en momentos de reflexión, verbalizar aquello que queremos o esperamos mejorar es muy acertado, ya sea para hacer hincapié en nuestra vida sexual, la afectiva, familiar o de todo en general, este podría ser un momento oportuno.

Es difícil hablar de nuestros deseos en general y de los sexuales aún más pero es importante porque lo que “es normal” en el ámbito sexual para algunos, no siempre es lo mismo para todos, por esto es que la mayoría de las personas aplazan esta conversación ya que piensan “si no lo ha hecho o pedido aún es porque no es normal para él o ella” cuando realmente lo que suele ocurrir es que nos guardamos algunos “ases bajo la manga” que al final terminamos sintiendo que están mal pero solo necesitan un momento de reflexión en pareja para que ambos podáis disfrutar de “eso” que llevabais tiempo deseando, sin saberlo.

Disfruta del Sexo como un Medio no como un Fin:

Para muchas personas, el sexo suele ser una finalidad, es decir, “salgo de marcha esta noche para ligar y echar un polvo salvaje” para los más jóvenes o el típico “sábado sabadete, seguro es el polvete” de tantas parejas casadas pero lo que debemos comprender es que realmente la finalidad no es “ligar para el sexo” o “esperar al sábado para cumplir” sino disfrutar del sexo para que “el amor” o “la relación” perdure fuerte y unida.

Comprendemos que el sexo es una forma más de comunicación que tenemos a nuestro alcance para expresar sentimientos y emociones difíciles de trasmitir con palabras, por esto es nuestro deber (y un placer) conseguir expresar todo lo que podamos a través del sexo, ya que en muchos sentidos, la sociedad moderna intente frivolizarlo, tarde o temprano todos comprendemos que nuestra sexualidad es mucho que solo carne y jadeos.

Francisca Molero, ginecóloga, sexóloga, directora del Institut Clinic de Sexología de Barcelona, en una entrevista para SModa de El País, afirma que

La dimensión sexual del individuo debería entenderse como un valor fundamental que nos ayuda a crecer, a sumar conocimiento, a entender más el mundo y a nosotros mismos, a reconciliarnos con el placer y el disfrute y que, en definitiva, nos hace mejores personas. Yo creo que estamos viviendo un cambio de paradigma, en el que algunos antiguos valores serán sustituidos por otros nuevos, más acordes con la realidad presente, y yo diría que la sexualidad va a cambiar y ocupar un lugar muy importante en ese nuevo modelo. Y, cambiando la forma de entender la sexualidad es posible que contribuyamos, en cierta medida, a transformar el mundoFrancisca Molero

Por su parte El psicólogo norteamericano Noam Shpancer

Sostiene en un artículo titulado Why do we have sex? (¿Por qué practicamos el sexo?), el verdadero placer de una relación sexual no proviene de la estimulación de los genitales sino de la “sincronizada cooperación entre las personas”Noam Shpancer

Hay mucho que podemos hacer para disfrutar en el pecado o fuera de él, demostrándonos que al fin y al cabo si Dios es Amor, y nosotros como mejor nos lo pasamos es dando y recibiendo amor, no podemos más que entregarnos a uno de los sentimientos más puros y bonitos de la humanidad, ¿no crees? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro viaje por los sentidos.

Control Orgásmico

Control Orgásmico

Por lo general parece que los orgasmos son fortuitos, es decir, sabemos lo que tenemos que hacer para conseguirlos pero son así, etéreos, un regalo recibimos de la naturaleza que no podemos controlar, pero lo cierto es que todos tenemos al alcance de la mano la posibilidad de disfrutar del Control Orgásmico.

Tener la capacidad de sincronizarte con tu pareja para tener un orgasmo al mismo tiempo, poder retrasarlo lo más posible para disfrutar durante más tiempo o tener varios orgasmos durante el mismo encuentro sexual, suelen ser deseos de la mayoría y que solo unos pocos afortunados consiguen cumplir.

Pero lo cierto es que todos tenemos la posibilidad de controlar cada aspecto de nuestro cuerpo, de lo que le ocurre y su rendimiento, solo tenemos que ponernos manos a la obra, porque ya seas hombre o mujer, poder controlar tu cuerpo también te ayudará a disfrutar más de tu vida sexual.

Hay dos grandes formas de conseguir el Control Orgásmico, la primera funciona a corto plazo y para ello necesitarás utilizar hábilmente tu imaginación o un poco de “maña”, la segunda funcionará a mediano y largo plazo pero requiere compromiso y entrenamiento, ahora voy a explicarte paso a paso como utilizar ambas técnicas.

El Método Rápido de Control Orgásmico.

Este puede utilizarlo hoy mismo, ya que solo requiere que pongas en marcha tu imaginación durante el sexo, si necesitas un “empujón” es decir acelerar el orgasmo, deberás tener en mente todo aquello que te sea más excitante (narrarte lo que estás haciendo o pensar en tus fantasías eróticas suele funcionar), y si lo que necesitas es retrasarlo, pues pensar en cosas aburridas, incluso violentas, lo que te sea menos motivante.

Este método aunque fácil y rápido, suele tener menos efectividad que el método lento, pero es lo que hay cuando queremos resolver conductas que nos han llevado años generar, en tan solo unos minutos… que pueden funcionar pero también puede que no.

Otras técnicas que puede adjuntar a esta o intentarla por separado si necesitas “aguantar” más, es la masturbación pre-coito, que esto te ayudará a llegar más relajado y a disminuir la ansiedad, sobre todo en el caso de los chicos; los cambios de posturas durante el sexo para ir a alguno que te sea menos estimulante o intentar otra actividad, como detener la penetración e ir al sexo oral o continuar con estimulación manual a tu pareja mientras tu consigues calmar los ánimos.

El Método Lento Control Orgásmico.

Requiere entrenamiento, compromiso contigo misma y paciencia, ya que se trata de entrenar el suelo pélvico, también es apto, incluso diría que necesario tanto para hombre como para mujeres, ya que se trata de la musculatura que sostiene nuestros órganos sexuales y nos ayudan a controlar muchas funciones de las relaciones sexuales, entre ellas, los orgasmos.

Si quieres saber más sobre todas los beneficios que obtendrás al entrenar y controlar tu suelo pélvico, por favor no dejes de leer este artículo.

Para conseguir un suelo pélvico entrenado, deberás entrenar al menos un par de veces por semana, como si de cualquier otro musculo se tratará, la ventaja es que mientras te estrenas nadie tiene por qué enterarse si no quieres.

Ya que deberás ejecutar los ejercicios de Kegel, que no es más que apretar el musculo bucococideo, que es como contener las ganas de orinar, piensa que estás en el retrete y mientras orinas detienes “el chorro”, en ese momento estás apretando el suelo pélvico y el ejercicio consiste en apretar y soltar, varias veces, incluso con diferentes tipos de fuerza y durante más y menos tiempo, al menos durante 5 minutos cada vez.

En el caso de las chicas lo tenemos un poco más fácil, ya que también podemos utilizar las “famosas” bolas chinas, que se encargan de conseguir que nuestro suelo pélvico trabaje mientras las llevamos puestas y caminamos o trotamos, ya que las pequeñas vibraciones que hacen dentro de la vagina, obligan al musculo a contraerse y extenderse.

Bolas Chinas

Aun así debemos UTILIZARLAS, es decir, solo “comprar” las bolas chinas o verlas desde lejos en las mesillas de noche no nos ejercitan, tenemos que utilizarlas durante el menos 10 minutos cada vez y si además hacemos ejercicios varios cómo intentar moverlas hacia donde queramos (arriba, abajo o dar vueltas sobre su eje) serán mucho más eficientes, aunque son menos recomendables durante nuestra querida regla.

Todos estos ejercicios nos llevarán a controlar no solo el momento en el que queremos tener nuestros orgasmos, sino también la intensidad del mismo, ¡una maravilla!

Es un trabajo que puede llevarte unos meses, pero será mucho más definitivo y eficiente así que vale la pena.

Ahora te toca a ti elegir, ¿Cómo quieres conseguir tu Control Orgásmico? ¿Lo necesitabas? ¿Tienes alguna otra técnica? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

Muñecos Sexuales Hiperrealistas

Muñecos Sexuales Hiperrealistas

Ya tienen muchos años el uso y hasta las polémicas por la existencia de las muñecas sexuales hiperrealistas bullen por todo el mundo, se pueden ver grupos, blogs hasta redes sociales enteras diseñadas alrededor de los placeres de los que disfrutan sus usuarios, para muchos, han dejado de ser meros objetos para convertirse en parte de sus afectos, tal es el éxito para sus creadores que ahora también están haciendo Muñecos Sexuales Hiperrealistas para chicas y chicos.

Cómo es el hombre de tus sueños, delgado, con barriguita, blanco, moreno, asiático, con tatuajes, quizás con una larga melena con dreads (rastas) o muy corto, un hombre maravilloso que se mantenga a tu lado acurrucado todo el tiempo que quieras y sin rechistar, quizás estás buscando uno de estos modernísimos Muñecos Sexuales Hiperrealistas.

Sus creadores afirman que después de años de su creación (casi a la par que los de mujeres), los Muñecos Sexuales Hiperrealistas están igualando el número de ventas que sus homologas femeninas, también informan que este repunte incluye al mundo gay que también suman en las estadísticas.

Estos maravillosos Muñecos Sexuales Hiperrealistas cuentan con una textura muy similar a la piel, puedes configurarlo como más te guste y al detalle, desde el color de piel, ojos o cabello, tono muscular, granos, pecas, tatuajes, hasta la textura y/o cantidad de vello púbico, y como no, qué tan bien dotado lo quieres, si prefieres que la tenga morcillona o dura, todo por una módica suma que va desde los 5000 € hasta los 25000€.

Estos muñecos ya han alcanzado tal similitud con la realidad que incluso pueden mantener el calor corporal, tras calentarlos levemente, pero ya está más que comprobado que aunque se siguen llamando Muñecos Sexuales Hiperrealistas, sus usuarias/os no solo disfrutan placeres sexuales a su lado, hay quienes simplemente disfrutan de su compañía.

Disfrutan vistiéndolos, atendiéndolos y compartiendo con ellos, sin contar a todos los que les utilizan en el trabajo, ya que hay toda una rama de porno con muñecos sexuales o fotografiándolos como parte de anuncios publicitarios entre otros.

Puede que la primera impresión sea la de sentir tristeza por aquellos que desean compartir su intimidad con muñecos, y ni hablar de los que deciden compartir sus vida con ellos, dejando atrás el contacto humano, pero realmente ¿debería sorprendernos?, cuando a día de hoy muchas personas lloran o entran en graves síntomas de ansiedad cuando se les priva de móviles, videoconsolas y otros objetos.

Cuando para muchas personas les es realmente difícil comunicarse con las personas que tienen en frente porque prefieren mantenerse conectado a internet, la tele u otros… cuando otras tantas prefieren las relaciones sexuales esporádicas o de una noche porque les es más “rentable” emocionalmente ya que se ahorran dramas y complicaciones. Cuando nos esmeramos más por conseguir “likes” que abrazos… Bueno, a mí no me sorprende.

Los amantes de los llamados “seres sintéticos” están siendo estudiados por la Dra. Sarah Valverde, psicóloga de la Cal Pol State University de San Luís Obispo, en California, los ha convertido en protagonistas de su tesis.

Según expone la doctora Valverde

Muchas de estas personas sienten vergüenza por poseer este tipo de juguetes pero, contrariamente al estereotipo que la sociedad les ha adjudicado, no se sienten menos satisfechos que el resto de la población y no sufren más depresiones o enfermedades mentales que el resto de los mortales. “Poseer una muñeca es, ciertamente, un comportamiento sexual que se desvía de la norma”, apunta Sarah en su tesis, “pero mientras no se convierta en un comportamiento obsesivo ni afecte a otras áreas de la vida, no podemos definirlo como desorden”. 

No Solo para Solteronas

Según afirman las estadísticas de The Atlantic, muchas mujeres acuden a la elección del muñeco y a la compra con sus parejas, ya que los adquieren pensando en tener compañía, como parte del trabajo o como un jobby, así como los que coleccionan barbies o muñecas de porcelana.

Otras opciones para hacer la compra en pareja son: cumplir fantasías sexuales, utilizarles como un juguete erótico pero más completo, entre otras.

Según la socióloga, sexóloga y terapeuta de pareja Delfina Mieville, en Madrid, “detrás de esta aparente hipersexualidad asistimos a una desexualización de la sociedad en la que lo virtual y lo simbólico han sustituido a lo carnal. La pérdida de la erótica, la seducción y el encuentro con otro ser sexuado se han sustituido por el fast sex, que tienen que ver más con los genitales, las sensaciones y su consumo”. 

Por si te preguntas, en The Atlantic hay restricciones, ya que puedes hacerte (por ejemplo) un muñeco con la cara y el cuerpo de tu ex pero solo si este consiente expresamente y si se encuentran con personas cuyos deseos son ilegales como la pedofilia, se han autoimpuesto hacerle llegar esa información a las autoridades respectivas, por tanto tampoco hacen muñecos con rasgos o formas infantiles.

Porque ciertamente hay una gran gama de posibilidades a nuestra disposición pero nuestros deseos y placeres no tienen por qué pasar sobre los derechos de los demás, ¿no crees?.

Bueno, y tú ¿con cuál te quedas? ¿Qué te parecen los Muñecos Sexuales Hiperrealistas? ¿te comprarías alguno? Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

Nuestra Querida Regla

Nuestra Querida Regla

Ya sabemos que La Temida Regla es única, como sus portadoras, con sus síntomas, sus beneficios, sus contraindicaciones y claro está, su fórmula para sobrellevarla, ya sea al aire libre, con compresas naturales o de fábrica, tampones, copas, etc, cada mujer tiene sus métodos de preferencia para disfrutar de Nuestra Querida Regla.

Pero me gustaría hacer un hincapié en las copas menstruales, si no las has probado sin dudarlo te las recomiendo, son ecológicas, económicas a la largo plazo, fáciles de usar y muy cómodas (cuando te acostumbras).

La verdad es que le ha cambiado la vida a muchas a las que como yo, hemos decidido pasarnos a la copa, porque no tienes que estar con la sangre ahí junto a tu cuerpo ya que se va almacenando en este pequeño recipiente que cada X lo sacas, lo limpias y lo vuelves a colocar, pero entiendo que no es para todo el mundo, si tienes miedo o asco a tu vagina o a tu regla, mejor piensa en otra solución.

Porque si bien es verdad que nunca te vas a manchar con tu propia regla así como cuando agarras un vaso de plástico lleno y al aplastarlo te “bañas” con todo lo que llevaba dentro (como muchas se imaginan que es cada cambio con la copa), sí que es verdad que tienes que meterte uno o dos dedos en la vagina para quitarla o colocarla y confirmar (al menos las primeras veces) que está bien puesta para que no tengas fugas.

Una vez que le descubres “el truco” todo es coser y cantar, a mí, hay veces que se me olvida hasta que tengo la regla, de hecho tengo amigas que me han dicho que hacen el amor con la copa puesta lo que les permite disfrutar de “sexo sin regla” o al menos tener esa impresión, a esas parejas que no les gusta mancharse un poco, ahorran el riego de ensuciar nada y todos tan contentos.

Ideas para sobrellevar mejor la regla

Bueno ya sabemos que es proceso normal del cuerpo y que tener la regla es un síntoma de salud, por tanto no hay por qué avergonzarse pero eso no nos quita las molestias de sufrirla, dolores abdominales, de cabeza, hinchazón, retención de líquidos, sueño, entre otros tantos que nos aquejan cada mes.

Por eso te dejo estas recomendaciones que pueden ayudarte a llevarla un poco mejor:

1.- Beber mucha agua, suele ser un buen consejo siempre pero durante la regla puede ayudarte a contrarrestar o prevenir la aparición hongos e infecciones (unas gotitas de limón en el agua ayudarán a regular el PH del cuerpo).

2.- Procura consumir alimentos más alcalinos ya que el ph de nuestra vagina se vuelve un poco más acido durante la regla y esto disminuye nuestras defensas naturales lo que puede ayudar a proliferar ciertas bacterias, hongos y demás.

3.- Aunque pueda parecer un poco extraño, hacer ejercicio durante la regla es muy positivo, ya que ayuda al organismo y a la gravedad a hacer su trabajo de depurar todos los desechos del útero.

4.- Calma: como ya mencionaba en el artículo anterior, hacer las mismas cosas de nuestro día a día pero con un poco más de calma ayudarán a pasar mejor estos días.

5.-Sexo: también puede parecer poco ortodoxo pero mantener relaciones sexuales ayuda la sangre a fluir, disminuye el dolor de vientre o calambres y la explosión hormonal de los orgasmos nos ayudaran a lidiar con el dolor y el mal estar.

6.- Utiliza Ropa Cómoda: ya tenemos suficientes molestias al tener la regla como sumarle el ir incomodas por el mundo ¿no crees? Además siempre es más recomendable utilizar ropa interior de algodón para que la zona se mantenga mejor ventilada, sobre todo durante la menstruación.

7.- Aplicar calor: también puede ser un remedio casero para algunos de los dolores menstruales, como los cólicos o los dolores de espalda, para ello puedes utilizar una bolsa de agua caliente, paños caliente o disfrutar de un buen baño caliente.

Si después de estos dos artículos continuos teniendo preguntas sobre temas relacionados con la menstruación primero que nada te recomiendo que acudas a tu médico o ginecóloga pero si quieres echar un vistazo por la red, aquí te dejo algunas opciones:

La web de en femenino, suele tener muy buenos artículos en general sobre las mujeres y nuestro mundo y para redactar estos artículos yo me leí este:

Mi menstruación: es una web que habla casi únicamente de la regla, ahí también podrás encontrar información si la necesitas.

Salud 180: en la que suelen hablar de casi cualquier tema relacionado con la salud, incluida la regla.

Además te dejo algunas noticias curiosas relacionadas con la regla para que veas un poco cómo lo suele llevar la prensa y la opinión publica:

Realmente esto de la regla es un mundo, más o menos como somos las mujeres, complejas, maravillosas, algunas veces insoportables, todo depende de cómo se nos trate, ¿verdad?. Aunque dejo el tema con la “sensación” más que realista de que solo se habla de la regla para referir malas cosas, el problema es que no sé por qué. ¿tú qué dices?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro viaje por los sentidos.

Calentándonos

Calentándonos

En pleno temporal de frío de polar, en muchos hogares de España cualquier atisbo de calor es bien recibido, motivo de sobra para plantearte ideas que puedan ayudarte a disfrutar de estos días de frío, y qué mejor que Calentándonos.

En días como estos, parece insuficiente forrarte con mucha ropa, encender a tope la calefacción o abrigarte mucho, ¡hace frío…! y nada mejor que el contacto humano para paliar esta desagradable sensación de frío que se te cuela hasta los huesos.

Formas de ir Calentándonos

Un Masaje

Para todos los gustos, incluso para todo tipo de relación, un masaje, suele ser bastante útil, agradable, hasta sanador, la diferencias las fijaremos de acuerdo con nuestros objetivos para ese masaje y podemos expresarlos a través del tipo de aceite que utilicemos:

Por ejemplo, para niños, bebes, amigos o familiares, puedes utilizar aceites de bebes o aceites vegetales macerados y relajantes, para conseguir que la piel se caliente, hidrate y que el ambiente y la persona en cuestión  se sientan más a gusto y confortable, las zonas más habituales son espalda, pies y manos.

Pero…. Si el masaje busca un final feliz, te recomiendo tener en cuenta las velas de aceite caliente o los aceites efectos calor, te ayudaran a entrar en calor, además sus aromas ayudaran a la estimulación sensorial.

Aplica una cantidad generosa de aceite en tus manos y comienza por la espalda, es una de las zonas más fáciles de masajear y nos provee de una sensación de relajación y al ser una cantidad generosa, favorecerá la entrada en calor; dale la vuelta a tu pareja a masajea sus hombros, brazos y manos, luego concéntrate en el pecho, ya sea hombre o mujer, cuenta con muchas terminaciones nerviosas y es un buen preludio para la pasión.

Baja poco a poco hasta el abdomen, masajear las fronteras del abdomen suave y sensualmente, hablará de tus intenciones y la espera, dejará volar la mente de tu amante… Continúa bajando y masajea sus muslos, haciendo hincapié en la parte interna de los muslos y continua bajando, pasa por sus rodillas, gemelos, tobillos y pies.

Detente en ahí, ya que los pies también son una zona con muchas terminaciones nerviosas y en la que solemos almacenar bastante tensión de nuestro día a día, es todo un detalle relajarlos con masaje caliente.

Una vez hayas terminado, vuelve sobre tus pasos y utiliza tu boca, habla, besa, lame… lo que prefieras, hasta llegar a los genitales…

Si tu pareja es un chico:

Para ellos, el pene suele ser el órgano que mayor placer les genera. Así que cuando llegue el momento, tómalo con una de tus manos, la cual debe estar muy bien lubricada con el aceite calentito que estamos usando o con el lubricante a base de agua de tu preferencia, y comienza el masaje. Siempre va a depender de los deseos y preferencias de tu pareja pero si necesitas ideas… Puedes hacer movimientos circulares, que irás acrecentando junto a su nivel de excitación, para ello puedes ir cambiando la rotación y la velocidad, así como utilizar los labios si lo prefieres.

Con tus dos manos bien aceitadas, también puedes acariciar los testículos de tu pareja, con movimientos suaves que vayan de arriba hacia abajo, así como en la zona perineal del ano.

Con tus dedos índice y pulgar, puedes hacer un anillo y deslizarlo por todo el pene, yendo de arriba hacia abajo. Cuando estés cerca de la punta, cierra tus dedos y aprieta; suelta poco a poco mientras vas bajando. Aprovecha el momento para jugar, descubrir cada pliegue de ese cuerpo que te regala tantas alegrías. ;D

Si tu pareja es Chica:

Primero que nada ten en cuenta que el órgano más importante a estimular es el clítoris, sobre todo cuando de precalentamientos hablamos. Una buena estimulación la lograrás con la lengua; realiza suaves masajes en la zona y posteriormente, recuerda que el clítoris no es solo lo que ves debajo del capuchón, sino que abarca una gran parte de la vulva.

Coloca tu mano sobre la vulva o con la lengua, haz pequeñas presiones en la zona, mientras haces algunos recorridos con tus dedos en la región. Utiliza tus dedos índice y medio para estimular el área de la entrada vaginal, no hace falta demasiado “bombeo” ya que puede crear una fricción incomoda.

Al igual que en el caso de los hombres, todo depende de los gustos, de los deseos de cada quien, para algunos el placer está en los pies, o en extenderse en los besos, preguntar también puede ser una buena opción.

Muévete

Una forma de disfrutar las bajas temperaturas es aprovechando para movernos un poco más, cambiando de las posturas habituales y experimentando nuevas experiencias, con seguridad nos calentaremos, quemaremos más calorías y de paso nos lo vamos a pasar genial, ¿qué más se puede pedir?

Para darte ideas aquí te dejo algunas posturas del Kamasutra:

Comparte

Qué mejor momento para estar juntitos en la cama o en el sofá, viendo una peli, leyendo, hablando o lo que surja, lo importante es conseguir que el calor de ambos suba gracias al contacto humano, recuerda que estos momentos siempre son un poco más complejos en épocas de calor. ¡Aprovecha!

Antes de lo que nos creemos ya tendremos aquí la primavera y el verano, así que lo más inteligente es disfrutar de todos esos pequeños detalles que podemos apreciar da cada momento de nuestras vidas, por ahora, el “fresquito” del invierno… ¿A qué si?. Como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.