Series Eróticas que Mejorarán tu vida Sexual

Series Eróticas que Mejorarán tu vida Sexual

Bueno, una vez superado el estrés emocional de pensar que podemos estar conviviendo con un extraño, vale la pena disfrutar de nuestra vida sexual que puede que esté en todo su fulgor o sumida en la rutina siempre son bien recibidos los nuevos estímulos, ya que pueden empujarte a tener nuevas ideas y más si están acompañadas de unas cuantas horas de entretenimiento en forma de estas Series Eróticas que Mejorarán tu vida Sexual.

Aunque la sociedad parece bastante estricta sobre las cosas que suelen verse “normal” en lo que a sexualidad se refiere, muchas son las personas que se aventuran a disfrutar tocando o viviendo en los límites del placer, ya sea explorando nuevas formas de sexualidad, experimentando a través del dolor o dando rienda suelta a su fetichismos más oscuros, todo sea por mantener la llama de la pasión bien viva, no solo en pareja, también para con nosotros mismos.

Así que sin más preludio, aquí te dejo mi recomendación en cuanto a series, que no puedes perderte:

Series Eróticas que Mejorarán tu vida Sexual

Sex on the City

Aunque ya tiene años que terminó sigue siendo un referente en cuanto a series de contenido erótico, lo que comenzó siendo solo una serie para mujeres de mediana edad a terminado siendo todo un fenómeno de masas que ha generado también la inspiración para 2 películas más hasta ahora.

Es una serie basada en el libro del mismo nombre. Ambientado en la ciudad de Nueva York, cuenta las vidas y amoríos de cuatro fantásticas mujeres que son amigas, tres de las cuales están en el final de sus treinta años (Carrie, Charlotte y Miranda) y la otra (Samantha) que está en los cuarenta. Es una comedia de situación, con elementos dramáticos de obligado visionado, que a menudo aborda problemas socialmente relevantes, como el valioso y a menudo mal pagado papel de la mujer en la sociedad.

En esta serie puedes encontrar muchas de las paranoias, frustraciones, pasiones y alegrías de las mujeres después de los 30, a través de 4 miradas diferentes de la vida, con estas 4 mujeres, que parecen bastante representativas de lo que podría ser un grupo de mujeres cualquiera de la era moderna, dejando aparte todo el glamour claro, pero sí, desde un punto de vista emocional e incluso sexual.

Girls

En mi opinión es una versión de Sex and City pero con veinteañeras, con todo lo incluye el cambio generacional y experiencias propias de cada edad, tienen muchas similitudes como que viven en nueva york y son 4 amigas que cada una disfruta de su sexualidad a su manera, siendo la protagonista una escritora, también en cuanto a personalidad ya que hay una chica introvertida, otra más alocada y una última que hace de equilibrio entre todas, será por esto que girls, (que sigue emitiéndose)  continua teniendo gran aceptación entre el público femenino.

A lo largo de 6 temporadas (actualmente en emisión la 6ta, que será la temporada final) se han encargado de normalizar la belleza de los diferentes tipos de cuerpos y caracteres femeninos, haciendo un brutal hincapié en la transformación mental que sufrimos todos cuando finalmente nos hacemos adultos, aderezado con muchas escenas de sexo, erotismo, comedia y un fantástico toque de drama.

Aunque a diferencia de Sex and City, con Girls podemos ver unos arquetipos femeninos más realistas si se quiere, cuerpos reales, problemas más cotidianos, sobre todo adaptada a una nueva generación, aunque bien es cierto que Girls ha tenido muchos detractores también cuenta con una leal legión de fans en su haber.

The Girlfriend Experience

Entrando un poco más calor nos encontramos esta serie que te atrapa en los primeros minutos, trata de la vida de Christine Reade que es una estudiante de Derecho que y hace unas prácticas en un famoso bufete; hasta una compañera de clases le enseña e introduce en el mundo de las escort, mujeres de compañía o prostitución de lujo. Con todas las dificultades imaginables para mantener esta doble identidad en una historia que se complica en cada episodio.

Resulta estimulante desde el punto de vista erótico y te atrapa con la trama ya que intriga saber que más pasará, aunque solo se ha emitido una primera temporada, para las siguientes, seguro que tiene mucho que ofrecer.

Masters of Sex

Es una serie de época que retrata la obra y milagro de William Masters y Virginia Johnson que fueron los primeros en atreverse a estudiar la conducta sexual humana por allá, en los años 60, esta fantástica serie que continua en emisión, capta temas que continúan siendo tabú hoy en día, como los problemas de erección, el fetichismo, la anorgasmia, entre otros, todo desde un punto de vista médico.

Lo interesante es que para poder darle solución a estos y otros problemas estos médicos tuvieron que observar y analizar la conducta sexual humana de muchas parejas que se prestaban para su estudio en riguroso directo, siendo pioneros en este campo de la investigación que hoy en día parece tan cotidiano.

Todo esto haciéndonos partícipes de las bienaventuranzas sexuales y emocionales de los protagonistas y sus allegados, es una serie plagada de escenas eróticas que además te deja muchas pistas sobre las necesidades y los deseos de hombres y mujeres en el campo sexual y cómo influye nuestra salud psicológica en el proceso.

Actualmente continúa en emisión y se encuentra en su cuarta temporada, que ya ha finalizado, así que seguiremos en espera de todas las novedades de las próximas temporadas, con la resolución de más conflictos profesionales, emocionales y sexuales para nuestro conocimiento y disfrute.

Estas son mis recomendaciones por hoy pero con un solo artículo me quedo corta, así que no te pierdas nuevas recomendaciones de series televisivas maravillosas que te ayudaran a mejorar tu vida sexual en nuestra próxima entrega, ¿qué te parece? ¿Cómo voy hasta ahora? ¿Ves alguna de estas? ¿Prefieres otras? ¡Cuéntamelo!, como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje por los sentidos.

Por qué mis amigas no hablan de sexo

Por qué mis amigas no hablan de sexo

 

Todas tenemos de esas amigas para las que la palabra sexo es un gran ¡Shhhhh! Y otras tantas, para las que simplemente es algo de lo que “prefieren no hablar” “porque es algo muy personal e íntimo”, no quisiera que ellas, viesen este post como una crítica, porque solo es una forma de contestar a esas otras mujeres que se preguntan, ¿Por qué, mis amigas no hablan de sexo?.

No me refiero  hablar de sexo en todo momento, o con cualquier persona, sino en esos grupos de amigas “íntimas”, para las que es normal hablar de farándula, enfermedades, de otras amigas, de moda en fin de cualquier cosa, pero que cuando se toca el tema sexo, responden con evasivas, generalizaciones, o indirectas en plan, “bueno… cambiando de tema”.

Resulta intrigante, porque para las que sí hablan de sexo con la naturalidad que le da ser parte de nuestras vidas, se preguntan, ¿Por qué mis amigas no hablan de sexo? por lo general, se suele pensar que a estas “frígidas del verbo” solo les ocurre que no disfrutan del sexo o que tienen algún problema, pero lo cierto, es que normalmente tiene que ver con un tema de educación.

A muchas, nos enseñaron que hablar de sexo no es algo de mujeres “decentes, aunque pronto nos saltamos la norma y nos damos cuenta que no es solo un tema más, es de esas cosas que te libera, de emociones, de prejuicios, vamos, que puede llegar a ser más eficiente, sentarte hablar sobre tu vida sexual, con un grupo de amigas, con las que te sientes a gusto, que ir a un sexólogo o psicólogo durante una semana.

La catarsis que se genera en tu mente, cuando te das cuenta, que no eres ni la primera, ni la última en tener, yo que sé, problemas para tener orgasmos, periodos de bajón de la lívido, hongos vaginales, “ciertas preferencias”, en fin… descubrir que tantas cosas que antes parecían “raras” son bastante comunes, eso, no tiene precio, que no es, solo que te lo diga alguien, en plan… “tranquila, eso es normal” sino que veas con toda naturalidad, que en efecto, es normal y que no hay nada de qué preocuparse o avergonzarse.

Con alguna frecuencia, me encuentro con mujeres que han intentado repetidas veces, iniciar el tema en sus grupos de amigas y que han terminado arrepentidas por la reacción de las demás, este tema, como cualquier otro, requiere de la aprobación del conjunto.

Supongo, que es como sentarte hablar de aborto en un grupo pro – católico, la cuestión no es quien está en lo cierto, sino saber mantener el contexto, el acuerdo con los que te rodean, y también aprender a ser tolerante con las posturas discrepantes, que esto nunca está de más.

La cuestión, no es descubrir que les pasa por la mente a esas mujeres a las que no les gusta hablar de sexo, sino, de alguna forma hacerles ver lo importante que puede llegar a ser esto para su vida, me refiero en general, no solo en lo sexual, recuerda que hablar de penes, vaginas, anos, su unión y sus conjuntos también es un tema de salud.

De hecho, para muchas mujeres, el sexo sigue teniendo un carácter de “trabajo” del hogar, una faceta más con la que “cumplir” en casa, para mantener a su parejas contentas y su hogar unido, es normal que visto así, no genere demasiado interés compartirlo en una tertulia, ¿verdad?.

La buena noticia es que cada vez son menos,  “…dice un estudio hecho público por el Daily Mail que las mujeres hablan tres veces más que los hombres. De cualquier cosa.” Sin embargo, el mismo estudio, también afirma que “los hombres piensan en sexo cada 52 segundos… mientras que las mujeres lo hacen tan solo una vez al día”.

A la luz de “estas pruebas,” se puede decir que las mujeres hablamos MUCHO y que el tema sexo, es un tema más, al que hacer alusión, pero no nos engañemos, en este contexto, tenemos que reconcocer que las mujeres somos mucho más explicitas que los hombres, así que tal como muchos de ellos “temen”, nuestras conversaciones sobre sexo (cuando existen) son bastante más candentes, explicitas, sexuales, y animadas. Pero no ocurre siempre, todo es cuestión de encontrar el grupo correcto con el que iniciar la conversación.

Y este es el problema, para muchas mujeres el tema es tabú, y para otras es difícil, simplemente por la falta de interlocutoras, amigas, con las que compartir sus inquietudes, de hecho, para muchas, es más normal hablar de sexo con sus madres, que con alguna amiga, y aunque hablar con mamá siempre es genial, tener un grupo de amigas para hablar de estos temas es fantástico.

Como decía al comienzo, da igual por qué esa amiga tuya no habla de sexo, lo importante es ayudarla a cambiar (si quiere), así que, hazle el favor, de compartirle este artículo, y el que viene, porque os daré 10 fantásticos motivos para tener un grupo de amigas y hablar de sexo, con un poco de suerte ganarás una tertuliana más para compartir tus penas, tus glorias e inquietudes, mientras te ríes y aprendes, venga… ¡compártelo! Si te ha quedado alguna duda o crees que puedes aportar algo más a este artículo o el que viene, no lo pienses, escríbelo… como siempre espero tus comentarios y a ti en nuestro próximo viaje.

La Maquinista.